Pemex va contra compradores de combustible robado

González Anaya: productos llegan a grandes empresas y gasolineras formales
El director de Pemex, José Antonio González Anaya, calcula que la ordeña deja pérdidas por 20 mil millones de pesos. (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
20/05/2017
01:34
Notimex
-A +A

El director de Petróleos Mexicanos (Pemex), José Antonio González Anaya, dijo que la estrategia para combatir el robo de hidrocarburo se va a reforzar con la detección de personas o empresas que adquieren ilegalmente dicho combustible.

“Antes siempre nos concentrábamos en prevenir el robo, que implica vigilancia, drones, todo tipo de aparatos; ahora el nuevo elemento es tratar de inhibir la demanda, llegar a donde llega este combustible”.

En entrevista para el programa Despierta, con Carlos Loret de Mola, González Anaya dijo que el combustible robado no se vende al menudeo, es decir, en las calles, sino que llega a gasolineras formales y a grandes empresas.

Reconoció que el fenómeno ha venido creciendo; sin embargo, señaló que el robo por toma está decreciendo, ya que el tiempo de reacción para detectar y cerrar fugas se mejoró.

“Estamos trabajando en controlar mejor nuestra gestión volumétrica, cuánto sale del pozo, cuánto llega a la refinería, a la terminal, a la gasolinera”, señaló.

González Anaya dijo que algunos empleados podrían estar involucrados en el robo de combustible, pero descartó que “haya una estructura ni de la empresa ni del sindicato como organizaciones metidas”.

El director de la empresa petrolera añadió que se han redoblado las acciones de vigilancia con drones, aviones y con el apoyo de las fuerzas de seguridad para detectar fugas y evitar el robo de hidrocarburo.

Además, se monitorea el consumo anormal de los clientes.

González Anaya indicó que se trabaja de manera conjunta con autoridades federales para combatir esta práctica ilegal; sin embargo, señaló que “no es una cuestión ni de días ni de semanas, estamos tratando de una estrategia de mediano plazo, de meses para que baje el robo”.

El mercado de gasolinas en México es de 700 mil millones de pesos, dijo, de los cuales 20 mil millones representan las pérdidas de la ordeña, por lo que se aplicará todo el peso de la ley a quienes estén involucrados en esta actividad.

Señaló que la gasolina distribuida en la Ciudad de México es de buena calidad, por lo que descartó que el combustible sea una de las causas de la mala calidad del aire.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS