Influenza aviar no afecta precios del huevo: avicultores

Afirman que sacrificio de 150 mil gallinas ponedoras de Jalisco “no impacta”
En promedio el kilo de huevo rojo a granel se vendió en la semana del 8 al 12 de mayo en 26 pesos. El Bachoco de 12 piezas blanco, en 21.69 pesos. (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
16/05/2017
01:47
Ivette Saldaña
-A +A

[email protected]

El caso de influenza aviar que se registró en Jalisco, no afectará la producción de huevo en el país ni provocará presión en los precios de este alimento, porque existe suficiente producción en el país, aseguró el presidente de la Asociación de Avicultores de Tehuacán y presidente de la Asociación Latinoamericana de Avicultores, Jorge García de la Cadena.

Detalló que el sacrificio de 150 mil gallinas de granjas de Jalisco “no impacta”, considerando que hay entre 135 millones a 140 millones de gallinas ponedoras.

Aunque es un asunto delicado y “tenemos la preocupación [por la influenza aviar], ahora tenemos la vacuna”; además, se tiene un calendario de vacunación que pide aplicar dosis cada seis o siete semanas.

La alerta por el brote de influenza aviar no se levanta, sino que se refuerzan las medidas de seguridad para que no llegue a Puebla ni afecte a otras granjas de Jalisco.

De acuerdo con el programa “Quién es Quién en los precios” de la Profeco, en promedio el kilo de huevo rojo a granel se vendió en la semana del 8 al 12 de mayo en 26 pesos. El Bachoco de 12 piezas blanco se vendió en promedio en 21.69 pesos y el de 18 unidades en 32.11 pesos.

La docena de huevo rojo Bachoco se vendió en 22.19 pesos y el San Juan a 20.28 pesos, mientras que las 12 unidades de blanco de Tehuacán se ofrecieron en 23.84 pesos.

“No estamos incrementando precios del pollo, ni del huevo”, explicó García de la Cadena, porque se trata de sacrificio de gallinas de postura y no se afecta la producción.

En México la producción de huevo asciende a aproximadamente 125 millones de huevos diarios, lo que permite atender el consumo per cápita del país, que es de 22.5 kilos anuales en promedio.

“Debemos estar tranquilos, porque hay mucho huevo mexicano y no necesitamos importarlo”, dijo, a pesar de que sí se introdujo huevo de Estados Unidos a principios de año.

Recordó que para detectar si un huevo es fresco o no, es necesario hacer una prueba con cada huevo metiéndolo en un vaso con agua. Si el huevo flota, entonces no tiene buena calidad, pero si se hunde, es fresco.

 

Conflicto con Estados Unidos. García de la Cadena dijo que persiste el conflicto entre México y Estados Unidos porque la pierna y muslo de pollo estadounidense se importa con dumping al territorio mexicano, es decir por debajo del precio real de mercado.

Y si bien la Unidad de Prácticas Comerciales Internacionales de la Secretaría de Economía determinó imponer una sanción, no se hizo porque había el problema de la influenza aviar.

El tema ya lo estudió un panel de controversias del TLCAN, el cual corroboró la decisión y regresó el caso a México.

Expuso que la petición de los productores es tener una cancha pareja e imponerle una cuota compensatoria o arancel, como sanción a las importaciones de pierna y muslo de pollo estadounidenses porque afectan la competencia verdadera.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS