Estudio identifica trabas para nuevo acuerdo México-UE

Sector servicios, agricultura, y reglas contra piratería, entre los desacuerdos
El estudio del tratado entre México y la Unión Europea fue realizado por el Servicio de Políticas Exteriores del Parlamento Europeo (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
09/03/2017
01:51
Inder Bugarin / Corresponsal
-A +A

[email protected]

Bruselas.— Las discusiones sobre servicios, agricultura, compras de gobierno y las reglas para combatir fenómenos como la piratería, podrían echar abajo la ambición de México y la Unión Europea de modernizar el tratado de libre comercio (TLCUEM) por la vía “exprés”.

Esta advertencia se deriva de un estudio realizado por el Servicio de Políticas Exteriores del Parlamento Europeo a solicitud de la Comisión de Comercio Internacional de la Eurocámara, y al que ha tenido acceso EL UNIVERSAL.

Titulado UE-México: relaciones comerciales y de inversión para el siglo 21, el análisis clasificado como de uso exclusivo para los eurodiputados, sostiene que “a medida que avancen las negociaciones, es probable que resulten más difíciles”.

“Diferencias significativas podrían surgir sobre el acceso al mercado para la agricultura, los servicios y la contratación pública”, indica.

Por ejemplo, México tiene una postura ofensiva sobre audiovisuales, servicios culturales, plátano, carne de vacuno, miel y azúcar, todos sectores altamente sensibles para la Unión.

En tanto, el interés de los europeos está en crear oportunidades de negocios para proveedores de servicios y exportadores de leche y productos lácteos, portafolios en donde México mantiene una postura defensiva.

También serán extremadamente complejas las discusiones sobre barreras técnicas al comercio, medidas sanitarias y fitosanitarias, la creación del tribunal multilateral permanente para resolver los litigios relativos a inversiones y el efectivo cumplimiento de reglas de propiedad intelectual.

“La aplicación adecuada de los derechos de propiedad intelectual es problemática en México. La falsificación y la piratería es extensa, y constituye un obstáculo para productores de artículos auténticos”, detalla.

Las próximas dos rondas de negociaciones ya fueron pactadas: del 3 al 7 de abril y del 26 al 29 de junio. Como respuesta al proteccionismo manifestado por la administración del presidente estadounidense Donald Trump, el gobierno mexicano se fijó como objetivo alcanzar un acuerdo a fines de 2017, pero “es quizá excesivamente ambicioso”, indica.

“La posición de la UE es que la sustancia debe prevalecer sobre la velocidad de las negociaciones. No es probable que esto cambie dada la tendencia en Estados Unidos sobre comercio e inversión”.

Elaborado por Susana Mendonça, el estudio hace un balance técnico del TLCUEM, en activo desde el 2000, y concluye que los apartados sobre agricultura, protección de inversiones, servicios, facilitación del comercio, indicaciones geográficas, desarrollo sustentable y condiciones laborales son débiles, anticuados o inexistentes. Tal es el caso del sector agrario donde 309 productos agrícolas y pesqueros tienen aranceles.

También hace referencia a los resultados del pacto, destacando el incremento de la balanza comercial a favor de los europeos. Las exportaciones mexicanas aumentaron de 7 mil millones de euros en 2002 a 19 mil millones en 2015, mientras que las ventas europeas pasaron de 15 mil millones de euros a 34 mil millones durante el mismo periodo.

En cuanto a la inversión extranjera directa en México, los europeos concentran 37.8% del monto acumulado en los últimos 15 años, mientras que Estados Unidos 49%.

El documento señala que los europeos han invertido principalmente en servicios, como la banca y el turismo. Tres de los cinco principales bancos en México están en manos de europeos.

De los efectos previstos por la actualización del acuerdo, el documento recupera datos del Ejecutivo comunitario. Sostiene que los resultados se sentirán a partir de 2028. México y la UE registrarán beneficios por 1.6 mil millones de euros y 800 millones respectivamente, en un escenario modesto.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS