México y EU negocian por azúcar y jitomate

Gobiernos revisan acuerdos para establecer montos y precios para exportaciones a ese país
En el caso del azúcar, las negociaciones deben resolverse antes del 1 de mayo, mientras que el acuerdo del jitomate tiene que estar listo en marzo de 2018. (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
28/03/2017
01:42
Ivette Saldaña
-A +A

[email protected]

El gobierno de México y la administración del presidente estadounidense, Donald Trump, medirán fuerzas en la resolución de dos temas comerciales: las revisiones a acuerdos para fijar precios y montos de azúcar y jitomate mexicanos que se exportan a ese país.

El caso del azúcar debe resolverse antes del 1 de mayo y, según la Cámara Nacional de las Industrias Azucarera y Alcoholera (CNIAA), ahí se reflejará el grado de rudeza o el tono que podría emplear Estados Unidos en la renegociación del TLCAN.

En tanto, la negociación del acuerdo de suspensión del jitomate debe quedar lista para marzo de 2018.

A pesar del libre comercio que existe entre ambos países, Estados Unidos sanciona a México por supuestas prácticas desleales, como subsidios y precios por debajo del real.

El secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, dijo la semana pasada que ya iniciaron las pláticas para revisar el acuerdo azucarero. “Visité al secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, quien amplió la revisión hasta el 1 de mayo”.

A pregunta expresa sobre si ahí se medirán las fuerzas entre los gobiernos de ambos países antes de la renegociación del TLCAN, Guajardo aseguró que “la agenda bilateral está muy compleja, por lo que debería desarrollarse independientemente de los retos que se tengan en la renegociación”.

La revisión del acuerdo del jitomate se daría a finales del año para pedir comentarios y empezar el análisis, aseguró el subsecretario de Comercio Exterior, Juan Carlos Baker.

Para eliminar las sanciones contra el jitomate mexicano también las autoridades de ambos países convinieron un precio mínimo de referencia de 0.172 centavos de dólar por libra en el verano y de 0.2160 centavos para invierno.

Este acuerdo dura cinco años y vence este mes, motivo por el cual las autoridades deben acordar un precio para el siguiente quinquenio.

El presidente de la CNIAA, Juan Cortina, afirmó que el sector no se dejará “presionar por un mal acuerdo”.

Cabe mencionar que Estados Unidos debió permitir en 2008 el libre comercio de azúcar mexicana, pero los productores de ese país pidieron a las autoridades investigar el endulzante nacional por supuestos subsidios y porque aparentemente se vendía por debajo de su precio real.

Se impusieron cuotas compensatorias al azúcar mexicana, de 15% por la sanción antidumping y entre 39.54% y 47.26% de cuota, las cuales se eliminaron al fijar los montos límites y el precio vía el “acuerdo de suspensión”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS