Entérate. El ABC de la subasta petrolera

Gracias a la Reforma Energética, ahora se comienza a competir bajo los estándares internacionales de economías abiertas, pero como en todo proceso, hay una curva de aprendizaje en la que se está expuesto a errores
Foto: Archivo
16/03/2017
15:20
Redacción
-A +A

La Reforma Energética abrió un mercado que por décadas estuvo cerrado y que ahora comienza a competir bajo los estándares internacionales de economías abiertas.

Pero como en todo proceso, hay una curva de aprendizaje en la que se está expuesto a errores.

Ese fue el caso de la primera subasta de la Temporada Abierta, que ayer debía dar la adjudicación a la empresa que ofreciera la mejor propuesta financiera para la reserva de capacidad de almacenamiento y transporte de ductos en los sistemas de Guaymas y Rosarito.

No sucedió por “problemas con la metodología”, argumentaron Pemex y la Comisión Reguladora de Energía.

EL PROCESO

El proceso de subasta se abrió el pasado 20 de diciembre.

En esa fecha comenzaron a recibirse las solicitudes de los interesados.

El 10 de marzo se presentaron las propuestas, con el fin de que el 15 de este mes se diera a conocer la adjudicación.

La CRE fijó, mediante una tarifa mínima, el punto de inicio para los servicios que se pusieron en subasta, que fueron la reserva de capacidad de almacenamiento y transporte de ductos, que ofrece Pemex.

Fuentes cercanas al proceso afirman que la CRE se equivocó y determinó una tarifa muy por debajo del costo real, lo que hizo que las empresas vieran atractiva la subasta y todos apostaran.

Las empresas participantes informan que la tarifa que fijó la CRE fue casi 10 veces debajo de los costos de Pemex. Eso le hubiera implicado pérdidas millonarias para Pemex o tener que subsidiar un servicio que tendría que generar ingresos.

¿QUÉ OFRECIERON LAS EMPRESAS?

Se desconoce porque el proceso no fue público, solo la CRE y Pemex veían en tiempo real en un tablero las ofertas de las empresas.

Se tenía previsto que, como todo ejercicio de transparencia, la subasta fuera pública, de tal manera que todos pudieran conocer las ofertas de los interesados y saber que se le iba adjudicar el servicio al mejor postor.

Pero esto no sucedió ante el evidente error o problema metodológico como manejaron las autoridades energéticas.

Esta primera subasta se aplaza y ahora se sabrá el nombre del ganador antes de que concluya el mes.

Ahora se desconoce si los 22 participantes de origen vuelvan a contender por este servicio y si atraiga en la misma forma y proporción que como estaba previsto.

afcl

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS