TLCUEM, con resultados modestos en agroalimentos

Pese a impactos positivos, éste aún es pequeño para exportaciones de la UE e importaciones de México
28/02/2017
01:22
Inder Bugarin / Corresponsal
Bruselas
-A +A

[email protected]

El acuerdo comercial entre México y la Unión Europea (TLCUEM), en activo desde hace 16 años, ha contribuido a impulsar “modestamente” las exportaciones agrícolas en ambos lados del Atlántico, sostiene un estudio de la Comisión Europea.

“El TLCUEM ha tenido un impacto positivo pero pequeño en las exportaciones de la UE y las importaciones de México”, dice el documento presentado por Phil Hogan, comisario europeo de Agricultura.

Los exportadores europeos perdieron participación en la cuota de mercado de las importaciones agroalimentarias mexicanas entre 1995 a 2014, pasando de 8% a 6%.

Sostiene que de no existir el TLCUEM, las exportaciones europeas a México hubieran sido 11% menores en 2013. Gracias al tratado los europeos venden al año 104 millones de euros más en productos agroalimentarios; los mexicanos exportan 27% más a Europa, equivalente a 315 millones de euros.

En cuanto al empleo, se estima que en Europa 2 mil trabajos dependen de la cadena de suministro agroalimentaria desarrollada en el contexto del acuerdo con México.

El documento es difundido en un momento en el que la Secretaría de Economía y la Comisión Europea buscan mayor apertura agrícola. “Este estudio ofrece importantes pistas sobre la manera de seguir suprimiendo trámites innecesarios y eliminar obstáculos en nuestras negociaciones comerciales”, comunicó la comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmström.

El acuerdo comercial entró en vigor en 2000. A la fecha, 58% de los productos agrarios mexicanos entran a Europa sin aranceles; 64% de los productos agroindustriales europeos son exportados al país libre de impuestos.

El estudio sostiene que las exportaciones europeas a México pasaron de 750 millones de euros en 1999 a 1.2 mil millones en 2014.

Los productores europeos de licores y bebidas espirituosas fueron los ganadores; en 2014 concentraron 20% de los envíos europeos a México, mientras que en 2000 su participación era de 6%; por su parte, la leche y la crema resultaron ser los perdedores, pasando de 20% a 1.5% en 2014.

En cuanto a los productores mexicanos, comenzaron a aprovechar el acuerdo a partir de 2004.

Las ventas mexicanas pasaron de alrededor de 500 millones de euros en 1999 a 1.15 mil millones de euros en 2014.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS