Deportaciones de EU pueden complicar desempleo: CEESP

Precariedad laboral ensombrece panorama, alerta; desisten 5.9 millones de buscar trabajo, asegura
El CEESP ve necesario contar con empleos mejor remunerados, lo que se puede lograr con mayores niveles de inversión (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
20/02/2017
01:17
Ivette Saldaña
-A +A

[email protected]

La situación de desempleo en México puede agravarse si se materializa la amenaza del presidente estadounidense de deportar masivamente mexicanos, advirtió el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP).

De acuerdo con el organismo, hay 5.9 millones de personas con interés de trabajar pero que desistieron de buscarlo, ello sin contar con la gran cantidad de empleos precarios y de la subocupación que hay.

Las cifras de que supuestamente hay 2.6 millones más de trabajadores afiliados del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en enero de 2017 con respecto a 2012 no significa que todas hayan conseguido nuevo trabajo, sino que una parte tenía trabajo pero sólo se formalizó su situación laboral.

“Un mayor número de trabajadores afiliados al IMSS, no necesariamente significa nuevos empleos. Una buena parte de este aumento es sólo en el número de registros, es decir, únicamente muestra la formalización de trabajadores que tenían un empleo, por lo que no toda la afiliación tiene que ver con la creación de nuevas plazas de trabajo, y por lo tanto, no es un indicador real de la evolución del mercado laboral”, de acuerdo con el Centro.

El CEESP, que dirige Luis Foncerrada Pascal, recordó que BBVA “realizó un cálculo en el que señaló que del total del aumento de trabajadores afiliados al IMSS en 2014, la mitad fueron efectivamente nuevos empleos, mientras que 49% fueron puestos de trabajo que sólo se formalizaron, lo que en buena medida pudo responder al efecto del Programa de Formalización del Empleo que inició en 2013, así como del efecto de las auditorías laborales”.

En el texto semanal Análisis Económico Ejecutivo expertos del organismo expusieron que el gobierno afirma que en enero de 2017 se registró un repunte de 83 mil 292 registros en el IMSS, cifra histórica para ese mes en nueve años y que hay 2.6 millones más de trabajadores registrados que en 2012.

“Sin embargo, esta opinión es limitada debido a que esta variable no es un buen indicador ni de la evolución real de la ocupación ni de las necesidades que tiene el país en materia de empleo”, expusieron.

Además de que la cifra de trabajadores registrados ante el IMSS parece mostrar un comportamiento “atípico” porque el número de afiliados, mantiene una tendencia al alza mientras que el PIB se debilita y los pronósticos de crecimiento económico van a la baja.

Aunque la población ocupada ha seguido creciendo, el dinamismo se moderó en 2016 y el número de ocupados fue menos de la tercera parte de lo que se reportó en 2015. A lo que se suma el hecho de que la calidad de los puestos de trabajo continua deteriorándose.

Por ello también hay que considerar que es necesario contar con trabajos “mejor remunerados, lo que sólo se puede lograr con importantes incrementos en la inversión y en la productividad”, aseveraron los expertos.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS