Se encuentra usted aquí

Actividad industrial se estanca

Inegi: minería y producción petrolera influyen en caída de 0.6% en diciembre
11/02/2017
02:29
Rubén Migueles
-A +A

[email protected]

La actividad industrial cerró 2016 con una tendencia negativa por la contracción de la producción petrolera, así como el menor dinamismo de la manufactura, según los datos más recientes dados a conocer por el Inegi.

La producción industrial en diciembre se contrajo 0.6% a tasa anual, con lo que la actividad fabril registró un avance nulo en 2016, lo que contrasta con el crecimiento de 1% reportado en 2015 y de 2.7% en 2014. Con excepción de 2013, cuando se contrajo 0.5%, el registro del año pasado es el peor resultado desde 2009, cuando se desplomó 6.2%.

El estancamiento de la actividad industrial se explica por la contracción de 6.4% anual en la minería, producto principalmente de la contracción de la producción petrolera y de gas que cayó 5.9%, constituyéndose en el principal lastre de la producción fabril.

En tanto, las industrias de la construcción y manufacturera si bien cerraron 2016 con tasas de crecimiento positivas para todo el año, éstas fueron inferiores a las reportadas en los dos años previos.

Por ejemplo, la producción manufacturera reportó en 2016 un crecimiento de 1.3%, tasa inferior a 2.5% de 2015. La construcción aumentó 1.8%, pero su dinamismo también fue inferior a 2.5% alcanzado un año antes.

Cierre de 2016. Por lo que se refiere a los resultados específicos al cierre de 2016, el retroceso de 0.6% de la actividad industrial total también reflejó la contracción de 11.8% anual de la producción de petróleo.

La caída en este segmento significó una contribución negativa de 1.9 puntos porcentuales sobre el cambio anual de la actividad industrial.

Tras lo anterior, la producción minera se redujo 10.5%, dada la caída en la plataforma de producción petrolera y la menor inversión pública en exploración y perforación de pozos petroleros. Con ello, dicho sector suma 31 meses consecutivos en contracción.

Por el contrario, la producción manufacturera y la construcción tuvieron avances anuales de 1.8% en diciembre en ambos casos, que aun cuando fueron menores a los de noviembre, permitieron que la tendencia de su tasa siguiera en ascenso.

Sobre series originales, el incremento anual de las manufacturas en diciembre fue resultado de avances anuales de 3.6% y 1.4% en equipo de transporte y en otras ramas del sector. Por su parte, la expansión de la construcción fue generada por el incremento de 4.3% en la edificación.

Sin embargo, la construcción de obras de ingeniería civil registró una caída de 12.4%, derivado de los recortes fiscales implementados por el gobierno federal. Por el contrario, los trabajos especializados para la construcción crecieron 20.8% anual. Finalmente, la producción de electricidad, agua y gas creció 3.9%.

Hacia delante, se espera una mayor recuperación de la producción manufacturara. En primer lugar, se estima que la depreciación que ha experimentado el peso a raíz del resultado electoral en Estados Unidos beneficie a las exportaciones mexicanas de bienes finales, dijo Alejandro Cervantes, economista senior de Banorte-Ixe.

Asimismo, es probable que la incertidumbre en torno a la relación comercial entre México y EU propicie en un primer momento un flujo mayor de exportaciones durante enero y febrero de 2017, agregó.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS