“México tiene más opciones de mercado que EU”

Los países tendrán que tomar medidas para compensar el proteccionismo de Donald Trump, dice
Enrique de la Madrid, secretario de Turismo, asegura que un peso más barato anima a los estadounidenses y a los latinoamericanos a elegir el país como destino de vacaciones al ser más barato. (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
20/01/2017
01:46
Madrid
África Semprún
-A +A

El triunfo de Donald Trump en las últimas elecciones de Estados Unidos dejó en shock a gran parte de la comunidad internacional y añadió inestabilidad e incertidumbre a la economía mexicana, que en los últimos meses ha visto desplomarse su divisa.

Desde principios de noviembre, el mes de las presidenciales, la divisa mexicana se ha depreciado 14.4% frente al dólar, hasta llegar a máximos de 21.58 pesos por cada billete verde. La moneda mexicana ha perdido 11.56% hasta los 23.1 pesos por euro.

Las amenazas del magnate de poner aranceles de 35% a las importaciones de vehículos y las promesas de bajar los impuestos a las inversiones han llevado a multinacionales de automóvil a cancelar sus planes de inversión en México y prometer puestos de trabajo en EU, añadiendo presión a la divisa.

La primera en anunciar un cambio en su estrategia fue Ford y General Motors (GM) confirmó que trasladará parte de su producción de ejes desde México e invertirá mil millones en EU.

“El peso está más depreciado de lo que debería, pero es porque desde EU se está cuestionando un modelo económico y se está golpeando a la industria automotriz, que genera unos ingresos de divisas de 100 mil millones de dólares al año. Esta situación presiona al tipo de cambio a la baja”, explicó Enrique de la Madrid, secretario de Turismo. Apuntó que el futuro pasa por diversificarse y desarrollar relaciones económicas con otros países.

“El tipo de cambio [lleva más de año y medio a la baja] ayuda a que suba tanto el turismo extranjero como nacional, porque a los mexicanos les sale más caro salir y optan por viajar más por el interior del país —89% del turismo de México es nacional—.

“Un peso más barato anima a los estadounidenses y a los latinoamericanos a elegir el país como destino de vacaciones al ser más barato”. De la Madrid también quiso apuntar al acuerdo entre Delta y Aeroméxico, que ha aumentado las conexiones entre ambos países, y a las iniciativas de promoción, por ejemplo, la participación en la película de James Bond Spectre.

El secretario prevé que “la tendencia del sector del turismo siga siendo positiva”. Según las últimas cifras del Ejecutivo mexicano y de las empresas, la llegada de turistas subió 8% en el año y los ingresos subieron 10%. “En cuatro años hemos ganado 11.6 millones de turistas internacionales”.

Los principales gestores aeroportuarios aztecas han registrado alzas, sobre todo en Los Cabos (+13%), Puerto Vallarta (+11%) o Cancún (+7.3%).

“En México el turismo va muy bien. Supone 8.7% del PIB y un ingreso de 19 mil 500 millones de dólares. Ha crecido por encima del PIB”, sentenció.

 

Diversificar mercados. Desde 2014, unos años en los que el peso se ha depreciado 63% ante el dólar, el número de estadounidenses que visita el país ha subido. Hace cuatro años, de cada 100 estadounidenses que cogían un avión sólo 14 elegían México como destino y ahora es 18%.

Los estadounidenses han pasado de suponer 70% de los turistas extranjeros que visitan el país azteca a ser 58%. El objetivo del gobierno mexicano es reducir la dependencia de los turistas norteamericanos a 50% del total.

“En turismo y en otros sectores tenemos que reconocer que hay que cambiar. Tendremos que diversificarnos, no sabemos hasta dónde tendremos que cambiar”, explicó De la Madrid. Apuntó: “Para México hay más mundo para vender que EU”.

El gobierno mexicano no duda de que Trump vaya a hacer todo lo posible para cumplir con las promesas lanzadas durante la campaña, que implican mucho más proteccionismo e, incluso, construir un muro en la frontera entre EU y México. “Hay menos elementos para dudar de que va a hacer lo que está diciendo”, sentenció.

“Trump habla de bajar la tasa a las inversiones y eso va a llevar al resto de los países a hacer lo mismo. Las tasas que quiere poner a las importaciones y los menores impuestos a la inversión pueden llevar a los empresarios a modificar sus estructuras productivas y dejar de importar o fabricar fuera”, explicó. “Todos los países tendrán que ajustarse y tomar medidas para compensar el proteccionismo propuesto y buscar nuevos motores de crecimiento, tal y como lleva haciendo México durante los últimos años”, aseguró el secretario de Turismo.

 

Más allá del sol y playa. Dentro del plan de Ejecutivo mexicano de “buscar nuevos motores de crecimiento” se encuentra seguir impulsando el turismo, porque es bueno “para erradicar la marginalidad en las distintas regiones”, atrae inversiones extranjeras y genera puestos de trabajo.

De la Madrid insiste en la importancia de diversificar la oferta e ir más allá del turismo cultural. El gobierno trabaja en el turismo gastronómico, el cultural (Pueblos Mágicos), el de retiro y el médico. “Hay un sector de americanos que no está asegurado y viene a operarse a México. También queremos desarrollar un turismo de retiro”, dijo.

El político explicó que con los actuales precios del petróleo y la producción de crudo no pueden seguir subvencionando la gasolina y por ello ha subido los precios y aseguró que trabajan en reforzar la seguridad y la policía.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS