Reforma empresarial: invertir en intraemprendimiento

18/01/2017
01:36
Carlos G. Amtmann Ituarte
-A +A

En empresas medianas y grandes con 100 personas o más, hay veta de mineral precioso no descubierta. Si muchos la han visto, pocos la han explotado, prueba es el raquítico número de patentes registradas, comparadas con miles de empresas medianas y grandes de México.

El ¡eureka!, tiene detrás la prueba y el error, discusión del caso puesto a prueba, que va y viene acerca de fracasos con los que se comprueba —cómo no es la solución— hasta que en una surge el invento.

El IMEF publicó su Ponencia 2016 Inversión y Visión: pilares del crecimiento. La ruta exploratoria de una mina consume exactamente eso: visión e inversión.

La publicación plasmada en generoso libro, contiene énfasis en el emprendimiento apoyado por fuentes de capital que asumen mayor o menor riesgo. Otro de esos capítulos se refiere al intraemprendimiento.

Enfatizamos la necesidad de cambiar de visión, porque los tiempos no están para menos. Hoy la inventiva tiene amplios recorridos, en particular en lo relacionado con facilitar interacciones con la Tecnología de Información y Comunicaciones.

No es sólo la veta de la telefonía y manejo de datos, ¡está la automatización de procesos! Puede exportarse a otras industrias. Tome el ejemplo de la mensajería, el correo existía, pero la entrega justo a tiempo ha revolucionado la forma de vender. Son tres ramas económicas que más han crecido en productividad en los últimos 25 años.

El capítulo dedicado al intraemprendimiento refiere cómo cambiaron las leyes de Ciencia y Tecnología y la de Responsabilidades Administrativas de los Servidores Públicos, para que a los miembros del Sistema Nacional de Investigadores se les permita participar de soluciones empresariales y cobrar por ello.

Juzgue usted, en Alemania una universidad pública (casi todas lo son), busca tener investigadores contratados por ellos, que den clases pero que no sólo hagan ciencia, esa es una rama de actividad para ellos, la otra consiste en permitirles trabajar en desarrollos conjuntos para empresas; patentables, donde la o el investigador reciben regalías.

Es un área diferente pero de mucho interés para la universidad debido a que el gobierno federal le proporciona más recursos a la universidad, mientras sus investigadores estén concretando desarrollos.

Anteriormente era un delito para nuestros académicos investigadores cobrar por unir sus conocimientos a soluciones empresariales. ¡Vaya manera de clausurar el tiro de una mina!

Desarrollar la habilidad de encontrar soluciones dentro de la empresa y convertirlas en negocios ha sido muy probado en diversos ámbitos. La competitividad para encontrar mejores soluciones para reducir costos o cobrar más por agregar valor al producto y por diferenciarlo, requiere de esfuerzos colegiados.

Para que un cambio organizacional funcione, es necesario mejorar habilidades personales, de grupo y de estructuras de la empresa; pero también las motivaciones: sí es necesario revitalizar el sistema de rendición de cuentas, pero también hacer deseable ser evaluado y contar con el apoyo de los compañeros y de los números como indicadores.

La colaboración articulada por el IMEF en el libro citado, además de ser muy específica en los diversos medios para apoyar el financiamiento de esos startups o emprendimientos, tiene descritos los métodos para consultar los bancos de patentes al estar inventando algo.

Presenta el Método Lean para ejecutar emprendimientos a bajo costo que permitan fracasar con bajo riesgo, antes de tener éxito.

De igual forma, describe cómo diseñar un nuevo producto a un “costo meta”, es decir, para posicionarlo en el segmento deseado. Por ejemplo un accesorio que tenga las características necesarias indispensables pero no de más, para llegar al costo que el cliente pide.

Finalmente, se integra un apunte sobre los elementos que se necesitan para armar un proyecto de inversión.

Con base en el análisis de dos mil proyectos de inversión, la Ponencia IMEF 2016 señala que lo importante no son los números de las proyecciones financieras, sino las personas: qué experiencia tienen en lo que quieren emprender y cómo asumen los temas de riesgos.

Para conocer a mayor detalle la Ponencia IMEF 2016: Inversión y visión, pilares del crecimiento, investigación que desarrolla el tema del intraemprendimiento, consultar www.imef.org.mx.

  

Presidente del Comité Técnico Nacional de Competitividad del IMEF.
[email protected]

 

Mantente al día con el boletín de El Universal