Estabilidad, austeridad e inversión, claves ante entorno

Existe margen para una estrategia de promoción al crecimiento ordenado industrial: Concamin
16/01/2017
01:48
Ivette Saldaña
-A +A

[email protected]

Para enfrentar el panorama externo “incierto” y el “difícil y complicado” escenario nacional, la Concamin propuso trabajar para lograr cuatro objetivos: asegurar la estabilidad macroeconómica, elevar la calidad y productividad del gasto público, lograr un esfuerzo de austeridad en los tres poderes y aprovechar los presupuestos de inversión.

“Reconociendo que la austeridad presupuestal impone límites a la capacidad gubernamental para promover la inversión y la generación de riqueza, en Concamin estamos convencidos de que existe suficiente margen para aplicar una estrategia de promoción al crecimiento ordenado de la actividad industrial”, expuso el presidente de la confederación, Manuel Herrera, en el documento Pulso Industrial.

Explicó que para asegurar la estabilidad macroeconómica es necesario sincronizar todos los instrumentos de política económica, para hacer frente a la incertidumbre y volatilidad.

Para Herrera, disponer de un blindaje financiero es importante, pero insuficiente. Urgió a crear un sólido blindaje productivo, en el que se mejore la productividad y la competitividad con la incorporación de tecnología y aumento de oferta exportable.

Otro tema indispensable es tener un manejo cuidadoso de las finanzas y de la deuda, de manera que se tenga un ambiente propicio para los negocios.

Herrera dijo que estamos ante un panorama en el que resurge el proteccionismo, hay incertidumbre por la llegada de Donald Trump a Estados Unidos y la renegociación del TLCAN.

“Los capitales financieros emigran hacia activos más seguros generando tensión en los mercados cambiarios de las economías emergentes, cuyas monedas se debilitan frente al dólar”, explicó el presidente de la Concamin.

Otra cuestión que afecta al país es el deterioro de la percepción internacional en torno a los riesgos, pues Standard & Poor’s, Moodys y Fitch Rating cambiaron la perspectiva para México de “estable” a “negativa”.

Al interior del país hay desaceleración, expectativas de que la economía crecerá entre 1.3% y 1.8%, la industria refleja bajo dinamismo y hasta decrecimientos en algunos sectores, con la expectativa de terminar 2017 con menos 1%, presiones inflacionarias, altas tasas de interés, principalmente.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS