OCDE: ofertas públicas son riesgo para la corrupción

Según organismo, Pemex destina 20% del gasto gubernamental en este rubro; petrolera, sin departamento de análisis de mercado que alerte colusión, advierte
José Antonio González Anaya, director de Petróleos Mexicanos, y José Ángel Gurría, secretario general de la OCDE, durante la presentación de los estudios del organismo sobre las contrataciones públicas de la petrolera mexicana. (LUIS CORTÉS. EL UNIVERSAL)
12/01/2017
01:41
Noé Cruz Serrano
-A +A

[email protected]

Las compras públicas son una actividad de alto impacto presupuestal y de alto riesgo para la corrupción, aseguró el secretario general de la OCDE, José Ángel Gurría.

Citó que las compras de Petróleos Mexicanos (Pemex) a pequeñas y medianas empresas representan 20% del gasto gubernamental en este rubro. “Estos montos son considerables y es por ello que la colusión entre empresas proveedoras puede tener consecuencias negativas”.

Al presentar los estudios de la OCDE sobre las Contrataciones Públicas de Pemex y sobre cómo Combatir la Colusión en las compras públicas, el ex secretario de Hacienda mexicano reveló que, a pesar de los avances de la petrolera en materia de corrupción, se detectaron vacíos en la materia que tienen que llenarse.

Por ejemplo, Pemex “carece de un mecanismo de denuncia cuando
existe sospecha de colusión en compras públicas.

“Si los funcionarios sospechan que la manipulación de compras puede estar ocurriendo o haber ocurrido, deberían planteárselo a un órgano competente dentro de Pemex o denunciarlo de manera anónima”.

Sin embargo, de acuerdo con los documentos, los funcionarios públicos carecen de incentivos para denunciar una posible manipulación o recabar evidencia al respecto, “tal vez se muestren reacios ya sea porque no desean perturbar la contratación o porque temen represalias”.

De hecho, sostuvo Gurría, Pemex ni cuenta con un departamento especializado para llevar a cabo análisis de mercado; usa muchas excepciones al concurso público abierto y las herramientas creadas para agrupar datos de compras “no incluye señales de alerta sobre la colusión”.

La colusión entre empresas proveedores, explicó, es un problema serio y generalizado que afecta las compras públicas en el mundo y cuesta a los contribuyentes millones de dólares.

“La experiencia de la OCDE ha demostrado que cuando las empresas se coluden, el costo de los bienes y servicios puede aumentar 20%, aunque el porcentaje puede ser mucho mayor”.

En México, añadió, el precio por unidad de insulina que compra el IMSS por ejemplo, bajó 57.6% después de que las propias autoridades del instituto y la Cofece detectaron y sancionaron prácticas de colusión.

La OCDE hizo tres recomendaciones a Pemex para que fortalezca los sistemas de información sobre compras, acelere la transformación y permita que la empresa productiva del Estado siga fortaleciendo sus procesos de compras públicas:

“Pemex debe continuar con la reforma de su gobierno corporativo para estar a la par de las mejores prácticas internacionales; es necesario crear conciencia sobre los riesgos de la colusión; debería abrir sus mercados al mayor número posible de proveedores, tanto a Pymes como extranjeros; deberá trabajar en la creación de un marco integral coherente y efectivo que lleve a todos sus funcionarios a adoptar valores ético; y, acercarse a sus proveedores para evaluarlos y aumentar la competencia y promover la innovación”, detalla el reporte.

Al respecto, el director de Pemex, José Antonio González Anaya, señaló que, gracias a los avances implementados en materia de contrataciones durante 2016 fue posible alcanzar más de 24 mil millones de pesos de ahorro.

El funcionario reiteró el compromiso de la petrolera con la transparencia y la adopción de las mejores prácticas internacionales para promover la gestión eficiente en sus procedimientos de contratación y en la relación con proveedores y contratistas del sector.

Entre otros avances, mencionó el nuevo Sistema Electrónico de Contrataciones y la actualización al esquema legal para fortalecer la transparencia y la certidumbre en los procesos de contratación y procura.

Ello ha permitido, dijo, reducir considerablemente las adjudicaciones directas en procesos de compra, al pasar de 80% en 2015 a 30% en 2016. Asimismo, se incrementó el número de participantes en cada proceso, al pasar de cuatro a seis por licitación.

El director de Pemex anunció que realizarán el próximo mes “El Día del Proveedor” para dar a conocer los principales proyectos de 2017 con el fin de que las empresas estén en posibilidades de una adecuada planeación para participar en procesos de su interés.

También hizo público que se instalará la Comisión Consultiva Empresarial de Pemex con objeto de detectar áreas de oportunidad.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS