Gasolinazo debió darse desde 2013: CIDE

Como parte del paquete de reformas hubiera sido menos doloroso: investigador
El investigador del CIDE, Fausto Hernández, aseguró que el impacto en los precios por el aumento de la gasolina pueden llevar a una inflación de 4.8%. (IVÁN STEPHENS. EL UNIVERSAL)
12/01/2017
01:42
Antonio Hernández
-A +A

[email protected]

La liberalización de precios de la gasolina debió darse en México en 2013, como parte del paquete de reformas estructurales que se aplicaron en varios sectores del país, dijo Fausto Hernández, especialista e investigador del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE).

“Es un problema que conocemos de hace muchísimos años, pero cuando te llega el agua al cuello lo tienes que hacer y son medidas que pueden lucir desesperadas. Tal vez el error es no haberlo introducido como parte del paquete cuando se aprobaron las reformas estructurales. Creo que hubiera sido menos doloroso”, dijo el especialista del CIDE.

Durante un foro sobre el impacto en el precio del transporte por el encarecimiento de los combustibles organizado por Asociación Mexicana de Trasporte y Movilidad, Hernández comentó que probablemente el gobierno decidió adelantar la liberalización de las gasolinas un año para evitar los impactos que se tendrían en 2018, fecha para la cual estaba programada de origen como parte de la reforma energética.

“Puede ser por motivos electorales. El efecto se diluye después de 18 meses y haberlo introducido en el año 2018 estaba más fresco en los ciudadanos. También era necesario adelantar los efectos positivos de la reforma energética en términos de inversión en gasolinas”, dijo.

El especialista del CIDE destacó que la decisión de liberalizar el precio de las gasolinas es correcta; sin embargo, se ha efectuado una buena implementación de la medida.

Así, el investigador dijo que el impacto en los precios por el aumento de la gasolina podrían llevar a una inflación de 4.8% en el año, siempre y cuando se vigile que no haya abusos en los precios a los consumidores.

El especialista del CIDE dijo que ante el escenario actual de precios elevados del petróleo y depreciación del tipo de cambio, es factible que se mantengan aumentos en el precio de los combustibles durante los próximos meses.

En un escenario hipotético, Hernández dijo que si el precio del petróleo regresara a 120 dólares por barril, con la liberalización de los precios de la gasolina en México el precio del combustible alcanzaría 27 pesos por litro.

 

Impacto en precios. En el mismo evento, el director general adjunto del Instituto Mexicano para la Competitividad, Manuel Molano, dijo que el impacto del encarecimiento de los combustibles llevará a un aumento de precios de 8.5% en promedio.

“No estoy hablando de la canasta básica ni de la que mide el Banco de México. Estoy hablando del incremento general del nivel de precios, si atendemos a las categorías de gasto y producción de la estructura productiva de México”, dijo.

“No va estar sencillito. El impacto que tienen las gasolinas y diesel en la producción de cualquier cosa se reflejará en todos los rubros de la economía”.

De acuerdo con el director del Instituto Mexicano para la Competitividad, el aumento promedio del costo del transporte será de 8.2%, con lo que la población verá una de las inflaciones más altas de los últimos 10 años.

Mantente al día con el boletín de El Universal