Asigna Economía control a importación de acero chino

09/07/2015
00:32
Sara Cantera
-A +A

[email protected]

La Secretaría de Economía (SE) anunció un paquete de medidas administrativas para controlar las importaciones de acero, sin aplicar aranceles, como habían solicitado las acereras.

En un comunicado, la dependencia detalló que para las importaciones temporales de acero de empresas no certificadas se establecerán fianzas para garantizar el cumplimiento de los programas de importación temporal (IMMEX).

También se incorporarán 86 fracciones arancelarias de productos siderúrgicos al tratamiento de “mercancías sensibles”, lo que significa que para su importación las empresas deberán demostrar diversos requisitos.

Economía también regulará las importaciones de las empresas no certificadas en función de su capacidad instalada y ventas comprobables.

Además, se autorizarán permisos de importación por la Regla 8ª, mismos que serán consultados previamente con la Cámara Nacional de la Industria del Hierro y del Acero (Canacero).

En cuanto a las importaciones definitivas de acero, Economía ampliará la cobertura del Aviso Automático de Importación, agregando 21 nuevas fracciones arancelarias.
Se endurecerá la revisión de los Avisos Automáticos de Importación, con especial énfasis en aquellos con precios significativamente bajos.

Además, se constituirá un comité para la revisión de operaciones de comercio exterior, formado por el Servicio de Administración Tributaria, la Canacero y la SE.
También habrá mayor control en aduanas para combatir la elusión y triangulación de productos de acero.

En cuanto al combate a prácticas desleales de comercio internacional, la dependencia se comprometió a reducir al mínimo los plazos de las investigaciones dentro del marco legal, imponer medidas provisionales a la brevedad posible y la aplicación retroactiva de cuotas definitivas hasta 90 días antes de la resolución preliminar.

Durante una reunión con los representantes de las principales empresas acereras en el país, el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, refrendó su compromiso con el sector acerero y resaltó que continuarán trabajando en la conformación de sinergias con los principales socios comerciales de México para fomentar buenas prácticas y establecer alianzas.

Sobre la petición de los acereros de implementar medidas adicionales como el establecimiento de salvaguardas, se convino iniciar un proceso de consultas con la Concamin para explorar otras posibilidades sin que tengan un carácter disruptivo en las cadenas productivas.

Los acereros esperaban que Economía aplicara un aumento arancelario de 10% a 15% a las importaciones temporales provenientes de China y países con los que México no tiene un acuerdo comercial.

Ayer, la Concamin sostuvo que la aplicación de un arancel a las importaciones temporales de acero chino no ocasionaría ningún efecto adverso a industrias como la automotriz o de electrodomésticos.

Importaciones. A finales de marzo, los productores de acero comenzaron a denunciar las afectaciones al sector por la sobrecapacidad de producción de acero en China.

De acuerdo con cifras de la Asociación China del Hierro y el Acero, se estima que este país tiene una capacidad de producción anual de mil 250 millones de toneladas métricas de acero crudo, lo que representa una sobrecapacidad de 425 millones de toneladas respecto a la producción del año anterior.

Ante este escenario, el acero chino está inundando al mundo con precios por debajo del costo de producción, lo que se conoce como dumping.

En México, de enero a mayo, las importaciones de acero aumentaron 11.4%, en comparación con el mismo periodo del año anterior, para alcanzar las 5.62 millones de toneladas.

Los países con el mayor incremento en las importaciones fueron Brasil, India y China.

En junio, Altos Hornos de México anunció el despido de 4 mil 500 trabajadores y la eliminación de inversiones por 3 mil 900 millones de pesos ante la caída de los precios del acero en los primeros cinco meses del año.

En tanto, la empresa DeAcero despidió a 2 mil 500 personas y detuvo la producción de una planta ubicada en Ramos Arizpe, Coahuila.

Las empresas acereras habían estimado la pérdida de 40 mil empleos, solamente en Coahuila, si la Secretaría de Economía no aplicaba medidas más estrictas para la importación de acero.

México ocupa el lugar número 13 en la producción mundial de acero. La industria siderúrgica genera 120 mil empleos directos y contribuye con 2.2% del PIB.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS