SHCP: Rediseño de presupuesto busca romper inercias

Uno de los objetivos centrales del presupuesto con enfoque base cero es fortalecer la eficacia y eficiencia de la Administración Pública Federal, destaca
05/07/2015
16:17
-A +A

La nueva estructura programática que se utilizará para elaborar el proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) para 2016, busca romper con las inercias históricas que se tienen en el ejercicio de los recursos públicos con un enfoque base cero.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) destacó que esto permitirá orientar los recursos públicos al logro de resultados, es decir, buscar que los recursos estén direccionados al cumplimiento de las metas establecidas en el Plan Nacional de Desarrollo (PND) 2013-2018.

Ello, con el fin de lograr un mayor impacto en el bienestar de la población y hacer un uso más eficiente del gasto público, argumenta la dependencia federal en el Informe Semanal de su Vocería.

Señala que ante la caída en los ingresos derivados del petróleo, el gobierno federal ha planteado la necesidad de gastar menos, pero gastar mejor, por lo cual al inicio de este año el Ejecutivo planteó la necesidad de realizar una reingeniería del gasto, partiendo de una base cero.

Esto significa que para 2016 se hará un rediseño del PEF para que se asignen los recursos a los proyectos de inversión que sean más benéficos para la sociedad, y se revisarán las áreas de la Administración Pública que puedan hacerse más eficientes, a la vez de reducir los gastos de operación de gobierno.

Así, los objetivos centrales del presupuesto con enfoque base cero son alinear, de mejor manera, los recursos a los objetivos y metas establecidos en el Plan Nacional de Desarrollo, y fortalecer la eficacia y eficiencia de la Administración Pública Federal (gastar mejor) .

Además, reducir los gastos de operación con medidas de austeridad al interior del gobierno federal; priorizar los apoyos a programas sociales y productivos; y continuar con el impulso a la inversión en infraestructura.

En cumplimiento al artículo 42, fracción II de la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria (LFPRH) , el pasado 30 de junio la SHCP entregó a la Cámara de Diputados la Estructura Programática que se utilizará para la elaboración del Proyecto de PEF para el Ejercicio Fiscal 2016.

De esta manera, también se da cumplimiento a las medidas de responsabilidad fiscal (ajuste al gasto) anunciadas el pasado 30 de enero por la Secretaría de Hacienda para mantener la estabilidad nacional ante un entorno internacional volátil.

La estructura programática plantea el listado de programas presupuestarios, con la correspondiente clasificación funcional, más no los montos de éstos, los cuales serán enviados al Congreso en septiembre próximo como parte del proyecto de PEF.

La SHCP indica que para definir los programas presupuestarios de la estructura programática 2016 se realizó un análisis de los mismos, a fin de identificar complementariedades, similitudes y/o duplicidades en los objetivos y alcances.

Con base en ello, se realizaron fusiones, re-sectorizaciones entre Ramos y eliminaciones de programas presupuestarios, sin perder de vista la vinculación a las Metas Nacionales que establece el Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018.

La Secretaría de Hacienda aclara que sólo puede proponer modificaciones al gasto de la Administración Pública Federal, por lo que para la estructura programática presentada únicamente se analizó y se realizaron modificaciones a aquellos que se encuentran dentro de los ramos del Poder Ejecutivo.

En general, para 2016 se propone emplear un total de 851 programas presupuestarios, lo que representa una disminución de 22.4 por ciento respecto a la estructura vigente, que considera mil 97 programas.

En particular, para el caso de los Ramos Administrativos y de las Entidades de Control Directo, de los 818 programas presupuestarios con los que se cuentan en la actualidad, quedaron 605, 26 por ciento menos en relación con los vigentes en 2015.

Dicha reducción se realizó con base en las siguientes acciones: se fusionaron 261 en 99 programas; se re-sectorizaron siete; se eliminaron 56, y se crearon cuatro nuevos.

Con ello se busca optimizar la asignación de recursos con base en el logro de resultados y los beneficios económicos y sociales de los programas, argumenta la dependencia federal.

Entre los principales cambios que se proponen para 2016 destacan, en educación, crear los Programas Nacional de Inglés y Nacional de Convivencia Escolar para mejorar la calidad de la educación y prevenir la violencia dentro de las escuelas del país.

Se fusionan tres en el Programa de Fortalecimiento de la Calidad Educativa, con el objetivo de integrar las acciones de revisión de los planes de estudio, capacitación, implementación del Asesor Técnico Pedagógico y desarrollo de competencias, entre otros, en los niveles Básico, Medio Superior y Superior.

Además, se fusionan Escuela Segura y Escuela Digna, en el Programa de la Reforma Educativa para fortalecer la autonomía de gestión en las escuelas, con la participación de alumnos, maestros y padres de familia, con el objetivo de reducir el rezago en las condiciones físicas y de equipamiento en las escuelas públicas de educación básica.

En desarrollo social, se fusionan Opciones Productivas (Sedesol) y Fomento a la Economía Social (SE) en el Programa de Fomento a la Economía Social, a cargo de la Secretaría de Desarrollo Social, a fin de promover el acceso a opciones productivas que permitan desarrollar proyectos sustentables a personas en situación de pobreza.

También, se fusiona el Programa de Apoyo Alimentario con “Prospera” , para potenciar el alcance de la política social al consolidar en un padrón único los beneficiarios de la Sedesol.

En Economía, se fusionan el de Desarrollo de la Productividad de las Industrias Ligeras con el de Apoyo para la Mejora Tecnológica de la Industria de Alta Tecnología, y se crea el Programa para la Productividad y Competitividad Industrial.

Con ello, se espera dar un mayor impulso a las industrias estratégicas de alta tecnología o pesadas (aeroespacial, automotriz y eléctrico-electrónico, etc.) y de las de tecnología ligera (alimentos, textil-vestido y cuero-calzado) , así como los subsectores emergentes (farmacéutico, industrias creativas) .

Por otra parte, se crea el Programa de Inclusión Financiera, al fusionarse el de actividades orientadas a ofrecer productos y servicios para fortalecer el sector y fomentar la inclusión financiera con el actividades orientadas al fortalecimiento de la red bancaria para tal fin.

Lo anterior para responder con mayor agilidad a las demandas del sector de ahorro y crédito popular, en materia de asistencia técnica, fortalecimiento de infraestructura, acceso a productos y sistemas financieros, y educación financiera.

La dependencia federal abunda que la finalidad es que la población adquiera aptitudes, habilidades y conocimientos para hacer un correcto manejo y planeación de sus finanzas personales.

En Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, se crea el Programa de Apoyo a Pequeños Productores para mejorar la productividad de pequeñas unidades, de subsistencia o autoconsumo con el fin de que en el mediano plazo los productores rurales puedan migrar a una agricultura que genere excedentes y mitigar así el desequilibrio regional.

En Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, se crea el Programa de Infraestructura, que engloba a Hábitat; Fomento a la Urbanización Rural; Rescate de Espacios Públicos y Reordenamiento; Rescate de Unidades Habitacionales, y el de Desarrollo de Zonas Prioritarias (actualmente de la Sedesol) , pues los cinco se dedican a mejorar el entorno urbano, de vivienda y a atender el desarrollo comunitario.

En Turismo, se re-sectoriza el Fondo Nacional de Fomento a las Artesanías (Fonart) del Ramo 20 (Desarrollo Social) al 21 (Turismo) , para detonar el potencial que tiene el sector en el diseño y ejecución de políticas de desarrollo, promoción y comercialización de la actividad artesanal en beneficio de los artesanos y la difusión del patrimonio cultural de México.

En Seguridad Pública, se establece el Programa de Subsidios en materia de seguridad pública al fusionarse los de “Otorgamiento de subsidios en materia de seguridad pública a entidades federativas, municipios y el Distrito Federal” y “Otorgamiento de subsidios para las entidades federativas para el fortalecimiento de las instituciones de seguridad pública en materia de mando policial” .

Lo anterior con el fin de agilizar la transferencia de apoyos a las entidades federativas y municipios, hacer más eficiente el uso de los recursos públicos y evitar duplicidades en la implementación de las acciones.

En Medio Ambiente y Recursos Naturales, se crea el Programa de Agua potable, Alcantarillado y Saneamiento, al fusionarse cuatro en materia de agua potable y saneamiento a cargo de la Conagua.

Con ello se evita la dispersión de esfuerzos en la aplicación de la política pública, y se beneficia a los usuarios de los servicios de agua potable, alcantarillado y saneamiento, agrega la dependencia.

tcm

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS