México, sin educación fiscal: OCDE

Aunque hay un programa, no es permanente, señala
28/07/2015
02:04
Leonor Flores
-A +A

[email protected]

Si bien México cuenta con un Programa Nacional de Educación Fiscal, no es una política de Estado permanente para despertar la conciencia ciudadana del pago de impuestos, advirtió la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

En Construyendo una cultura fiscal ciudadana, un libro de consulta global para la educación del contribuyente, destacó que la formación fiscal se debe concientizar desde temprana edad y crear cursos en instituciones académicas no solamente dirigidos a la sociedad, sino a los empleados recaudadores y maestros de las escuelas.

Se debe contar con un observatorio ciudadano, caravanas educativas y visitas guiadas a garitas aduaneras para que la población esté enterada del modo de trabajar en la recaudación de impuestos y en cómo se utilizan los recursos que se obtienen por la entrada y salida de mercancías en el país.

En el documento se menciona que el Servicio de Administración Tributaria (SAT) tiene un stand en Kidzania (antes Ciudad de los Niños) como parte de su Programa Nacional de Educación Fiscal que lanzó en 1997.

Se refiere que Kidzania es un centro diseñado en forma de pueblo a pequeña escala en donde los niños pueden manejar carros eléctricos y tomar parte en distintas actividades, entre las que destacan dos áreas del SAT (una oficina de impuestos y otra de aduanas) en donde los pequeños aprenden acerca del valor y la fuente “del fruto de su trabajo” o su salario y cómo los impuestos se relacionan con la seguridad social.

Cada año, alrededor de 700 mil menores de 16 años de edad visitan el lugar, menciona el reporte.

Sin embargo, el documento establece que el principal reto es que ese tipo de educación no es una política de Estado, lo que representa un obstáculo para despertar la conciencia social.

Además se requiere una coordinación entre las instituciones del sector público con el privado para la educación a nivel universitario, que se ofrezca la especialización o certificación en materia de impuestos y que incluya a empleados del gobierno, competencias y actividades artísticas realizadas en las oficinas de recaudación locales del SAT en el interior de la república.

Es importante también considerar cursos de impuestos dirigidos a pymes y emprendedores, y realizar el registro de estudiantes en el censo de causantes futuros antes de que se integren al mercado laboral para tenerlos en el padrón de contribuyentes.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS