Cartas desde "El Club de la Miseria"

10/07/2015
12:58
Moisés Alejandro Ugalde
-A +A

Entre los individuos existen muchas diferencias y preferencias tanto culturales, emocionales o personales, y entre las naciones también existen amplias diferencias que van desde el idioma, pasando por la historia y su economía. Sin embargo, los seres humanos hemos creado un sistema económico basado en acumular riqueza y en el consumo o gasto del dinero. Por tanto, las preocupaciones por un ingreso que cubra las necesidades básicas es en sí una preocupación global.

De acuerdo con el autor Paul Collier, en su obra El Club de la Miseria, los países pobres del continente africano tienen cuatro problemas básicos: 1) la guerra civil, 2) grandes reservas de recursos naturales, 3) dependencia geográfica de sus vecinos y 4) un mal gobierno. Sin considerar el primer punto, México cumple todas las anteriores. En el caso de los recursos naturales, de acuerdo con cifras de Banco de México, para mayo de 2015 Pemex, a pesar de sus 313 mil millones de pesos de ingreso bruto, tiene un déficit en su balance financiero por 141 mil millones de pesos; en cuanto a dependencia geográfica, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, declaró el 10 de abril de 2015 que “el sector energético mexicano no va a ser eficiente si no obtiene la inversión privada que necesita”. En referencia a mal gobierno, en 2014 México se ubicó en el Índice de Corrupción de Transparencia Internacional 2014 en el lugar número 103 de un listado de 175 países, al obtener una puntuación de 35 sobre 100, siendo el país miembro de la OCDE con la peor calificación. Lo anterior no es una comparación con países como Angola o la República Democrática del Congo, países materia de estudio de Collier, simplemente los males económicos y sociales son los mismos, en mayor o menor medida.

Mientras tanto, en Grecia los problemas para poder pagar sus deudas los llevaron a un referéndum para decidir si aceptarían las demandas de sus acreedores internacionales, la Unión Europea y el FMI, para adoptar mayores medidas de austeridad a cambio de nuevos préstamos de rescate, o por el contrario un “no” significaría más facilidad para negociar con sus acreedores, pero al mismo tiempo sería inminente la salida de Grecia de los 19 países que utilizan el Euro. Grecia se ha convertido en un país donde los bancos cerraron sus puertas de manera indefinida y las personas sólo pueden retirar el equivalente a 60 dólares diarios en los cajeros automáticos.

El efecto griego, que en mucho menor medida vivimos ya en México a mediados de los noventas, es ahora similar para Puerto Rico: el 29 de junio de 2015 el gobernador de la Isla declaró como “impagables” los 73 mil millones de dólares en deuda pública, es decir, el Banco Central de Puerto Rico no puede pagar a los inversionistas que les adquirieron instrumentos financieros. Llama la atención que el gobierno de Estados Unidos no está de acuerdo en autorizar un rescate financiero y esta situación impacta directamente a la zona comercial del Caribe y sus socios comerciales, incluyendo a los grupos empresariales con inversiones en esta zona geográfica y comercial.

La globalización no es únicamente efecto de la revolución tecnológica que conocemos, es también la evolución del capitalismo que vivimos, por tanto los males económicos también son globales. En México, los indicadores financieros tienen una muy leve mejoría en lo que va de 2015; de acuerdo con Banco de México, la Inflación total anualizada a junio de 2015 es de 2.88%, mientras que la tasa Cetes a 28 días tiene un 3.30%; sin embargo, Banxico también reporta que durante la primera semana de julio el dólar americano tuvo una tasa FIX de 15.69; esto significa que el dólar se vendió hasta en 15.95 pesos en el sistema financiero mexicano.

Ante los acontecimientos globales, México y sobre todo Grecia y Puerto Rico, que tienen menos estabilidad económica, deben fortalecer más su economía local, fortaleciendo el sector empresarial y sus mercados financieros, y no olvidar que no se necesita ser de África para ser miembros de este club, El Club de la Miseria.

 

Académico de la Universidad del Valle de México

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS