Economía de Michoacán, presa de la delincuencia organizada

Las principales actividades comerciales se ven amenazadas por grupos delictivos. El estado, entre los más afectados por casos de acoso del crimen a mineras: SE
03/06/2015
03:40
Rubén Migueles Tenorio
-A +A

[email protected]

La economía de Michoacán se encuentra constantemente amenazada y limitada por las organizaciones delictivas que luchan por el predominio en la región.

Importantes actividades como la producción de aguacate y limón, la actividad forestal, minería, comercio e incluso repartidores de botanas, pan y refrescos, han sido extorsionados por grupos delincuenciales que operan en el estado, ante la omisión e incluso complicidad de las autoridades.

Por ejemplo, a diferencia de lo que sucede a escala nacional, las ventas de automóviles en la entidad cayeron 8% en el primer cuatrimestre del año, mientras que en los últimos 12 meses han cerrado 16 distribuidoras, con la consecuente pérdida de mil empleos, según cifras de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA).

Ante ello, los distribuidores hicieron un llamado a las autoridades del estado este fin de semana, para mejorar el ambiente de seguridad.

Por otra parte, Michoacán se encuentra entre las tres entidades del país que concentran el mayor número de casos de acoso del crimen organizado contra empresas mineras, reconoció en abril de este año el coordinador general de Minería de la Secretaría de Economía, Mario Cantú.

Actividades como la producción de aguacate y limón también se han visto afectadas por el crimen organizado. El estado es el principal productor de aguacate del país con poco más de 1.1 millones de toneladas con un valor aproximado de 14.8 mil millones de pesos, el año pasado el valor de las exportaciones de aguacate sumaron 1.4 mil millones de dólares, el 11.4% de las ventas totales al exterior de productos agropecuarios del país.

En segundo lugar, se encuentra el limón —el cual se cultiva en Tierra Caliente—, cuya producción asciende a las 475 toneladas al año, y que está dirigida a cubrir principalmente la demanda en el centro del país, incluido el Distrito Federal.

Cabe recordar que a principios de este año, la escasez y encarecimiento de este cítrico en el mercado interno se vio agudizada por los problemas de seguridad en la región.

La presencia del narcotráfico y la delincuencia organizada en Michoacán data de muchos años, sin embargo, la etapa más intensa de su empoderamiento ha ocurrido durante los tres últimos gobiernos estatales: dos del PRD y el más reciente con Fausto Vallejo Figueroa del PRI.

El problema de la inseguridad es muy difícil cuantificar, hay entidades donde aumenta la inversión a pesar del incremento de este problema, sin embargo, es evidente que los problemas de inseguridad tienden a inhibir las inversiones, dijo la especialista de Banamex, Guillermina Rodriguez.

Por ejemplo, la tasa de delitos por empresa en Michoacán es de 2.9, cifra inferior al 3.1 nacional, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Victimización de Empresas 2012, pero dicha encuesta no incluye delitos relacionados con la delincuencia organizada o el narcotráfico. Por otra parte, el mismo sondeo revela que 87.9% de las empresas encuestadas en Michoacán perciben como insegura la entidad donde operan, dicha tasa es muy superior a 76% del promedio nacional.

Pero la vulnerabilidad de Michoacán no sólo tiene que ver con el crimen organizado. El 54.4% de su población se encontraba en condición de pobreza en 2012, tasa superior al 45.5% que se registró a escala nacional en 2012, de acuerdo con datos del Coneval.

Resultado de lo anterior, existe en la entidad una gran emigración hacia Estados Unidos. Michoacán ocupó el primer lugar como receptor de remesas en el país, dichos recursos sumaron 2 mil 243 millones de dólares el año pasado, cifra 9.9% superior a la registrada en el mismo periodo del año anterior.

En este sentido, el estado tiene importantes oportunidades de negocios en sectores como la agroindustria, la minería y la actividad portuaria en Lázaro Cárdenas, a partir de la mayor conectividad que se espera genere los gaseoductos.

El reto del nuevo gobierno será procurar más estabilidad y seguridad a las empresas.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS