Se encuentra usted aquí

Mercado interno, a media velocidad

Aún no tiene la fortaleza para materializar una recuperación vigorosa, dijeron expertos
El aumento más pronunciado fue el de ventas de artículos usados que crecieron por primera vez, en los últimos seis trimestres, 20.9% anual (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
15/06/2015
03:32
-A +A

[email protected]

El mercado interno, compuesto por el consumo privado y el gasto público, ha sido el principal motor de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) en el año, pero sin ser suficiente para materializar una recuperación vigorosa en el país.

El titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Luis Videgaray, aseveró que uno de los motores del mayor dinamismo de la economía en el arranque del año fue el consumo de las familias y de las empresas mexicanas.

Durante la reunión de consejeros de BBVA Bancomer del 9 de junio, Videgaray afirmó que el mercado laboral adquiere fuerza, lo que aunado a la disminución en la inflación, explicaba la evolución positiva del consumo.

Por su parte, la junta de gobierno del Banco de México (Banxico) detectó que algunos indicadores del consumo parecerían registrar una recuperación, apoyados, en parte, por la dinámica del mercado laboral, que con una evolución favorable de la inflación, se reflejaron en un alza de la masa salarial.

En su último informe de política monetaria, la junta reconoció que la recuperación que se había observado en la inversión ha perdido vigor.

Los mayores niveles de empleo, junto a un mayor poder adquisitivo de los salarios explican, en parte, cifras positivas en la evolución de la demanda interna, que crece a ritmo superior al de otros países de América Latina, enfatizó el reciente informe de la SHCP.

De acuerdo con la Encuesta Mensual sobre Empresas Comerciales del Inegi, las ventas minoristas en el país repuntaron 5.3% al primer trimestre con relación al igual periodo de 2014, su avance más robusto en los últimos tres años, una vez descontada la inflación.

El aumento más pronunciado fue el de ventas de artículos usados que crecieron por primera vez, en los últimos seis trimestres, 20.9% anual.

El comercio de alimentos creció 14.9% el año pasado, su mayor alza desde 2009, y en el primer trimestre creció 7.2% anual.

La ventas de ropa y calzado también crecieron a ritmos de dos dígitos en el primer trimestre, de 10.7% real anual cada una, la mayor alza de la primera desde el tercer trimestre de 2012, mientras que para el calzado fue la más pronunciada en los últimos tres años.

Las ventas minoristas de autos y camionetas destacan también por su velocidad, al repuntar 15.2% real anual en el primer trimestre, su mayor ritmo desde al menos 2009, según Inegi.

En contraparte, las ventas de muebles para el hogar se desplomaron 12.1% anual, su caída más severa desde el último trimestre de 2009.

El lento crecimiento de las remuneraciones se mantiene como el principal lastre del consumo privado, dijo Joan Enric Domene, analista de Invex.

Los contrastes al interior de país entre el norte y el sur son una constante. Chiapas fue la entidad donde cayó más el comercio al por menor, con un desplome de 11.7% real anual, el más alto desde el segundo trimestre de 2009, y sumó dos trimestres a la baja.

En Yucatán las ventas disminuyeron 5.3% y sumó tres trimestres retrocediendo, mientras que en Campeche descendieron 1.2% y en el Distrito Federal ligaron también tres trimestres decreciendo, al caer 0.7% entre enero y marzo de este año.

En contraparte, en Baja California Sur y Baja California el comercio minorista se disparó 17 y 13.9% real anual, respectivamente, siendo para ambos casos su alza más pronunciada desde que hay datos disponibles. El tercer lugar fue para Querétaro, donde las ventas aumentaron 13.3%.

Para Alejandro Cervantes, economista senior de Banorte, la economía nacional debe crecer a tasas de por lo menos 3.5% anual a partir del segundo trimestre para que las entidades del sur del país dejen de estar rezagadas.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS