Norteamérica será un actor relevante en el mercado petrolero

Integración de Canadá, EU y México creará nueva potencia. La región, en camino a la autosuficiencia de energía fósil
Ernest Moniz, ministro de Energía de Estados Unidos, comentó que su país va a empezar a exportar gas natural licuado mediante el otorgamiento de licencias a partir de 2016 (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
28/05/2015
05:45
Noé Cruz Serrano
-A +A

[email protected]

Como región, muy pronto México, Estados Unidos y Canadá van a marcar tendencias en el mercado petrolero internacional.

En entrevistas exclusivas para EL UNIVERSAL, el secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, y su homólogo en Estados Unidos, Ernest Moniz, coincidieron en que Norteamérica va a ser un jugador muy importante: “Los tres países vamos a ser actores muy relevantes en el campo de los hidrocarburos”.

El titular de la Sener indicó que en el caso de las energías fósiles la región está en camino de lograr la autosuficiencia y convertirse en una potencia exportadora.

Moniz indicó que “la historia a futuro de Norteamérica va a estar en su producción; Canadá está produciendo más, Estados Unidos está produciendo más y esperamos que con la nueva reforma energética México también produzca más”.

Incluso, dio a conocer que Estados Unidos va a empezar a exportar gas natural licuado mediante el otorgamiento de licencias a partir de 2016, con miras a ocupar espacios en México y el resto de los países del continente.

“Esperamos exportar hasta 10 mil millones de pies cúbicos diarios y la mayor parte se entregará mediante contratos en el hemisferio occidental”, agregó.

Proyecciones realizadas por la Sener, Pemex y CFE refieren que México podría estar importando casi 5 mil millones de pies cúbicos de gas estadounidense, equivalentes a 50% del volumen total que saldrá del mercado norteamericano.

Los primeros mil millones estarían entrando con la puesta en marcha de la primera fase del proyecto de gasoductos Los Ramones, que se enlazará con la zona productora del sur de Texas este mismo año.

Coldwell señaló que la tendencia que se está dando, primero en la zona de América del Norte, es hacia una mayor integración; cada vez hay más ductos de gas entre México y Estados Unidos, cada vez más líneas de transmisión de electricidad, como las hay del lado de la frontera entre Estados Unidos y Canadá, y eso se va a reflejar en mayor seguridad energética de la región.

En el caso del gas, por ejemplo, añadió, es propósito de los gobiernos mexicano y estadounidense y de países del triángulo norte de Centroamérica incorporar a éstos a la integración del gas natural para que el carburante fluya por toda la región.

Si Centroamérica no se incorpora a este sistema de gas, advirtió, va a perder competitividad económica, porque hoy en día el gas más barato del mundo está en Norteamérica, y en consecuencia es necesario llevar a cabo esta integración.

Extender la integración

Durante su participación en el Energy and Climate Partnership of the Americas que se llevó a cabo en Mérida, Yucatán, el ministro de Energía de Canadá, Greg Rickford, coincidió con sus homólogos de México y Estados Unidos en la importancia de extender la integración más allá de la frontera sur de México para consolidar la seguridad energética del hemisferio occidental.

Actualmente, de acuerdo con la US Energy Information Administration (EIA, por su sigla en inglés), organismo coordinado por el Departamento de Energía de Estados Unidos, ese país ya se convirtió en el productor de petróleo (y otros líquidos) número uno del mundo, pues logra producir 13 mil 973 millones de barriles por día, por encima de Arabia Saudita, Rusia y China.

En el ranking de las 10 naciones productoras más importantes del mundo Canadá ocupa el quinto lugar, con 4 mil 383 millones de barriles diarios, y México está ubicado en el décimo lugar, con 2 millones 812 mil barriles diarios.

INFORMACIÓN RELACIONADA

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS