Preocupa a IP devaluación del yuan por exportaciones

Los industriales redujeron sus expectativas de crecimiento económico para 2015 de 2.7% a 2%, y para la actividad industrial de 3.4% a 1.4%
12/08/2015
14:08
Ivette Saldaña
-A +A

[email protected]

Ante el escenario económico externo e interno, los industriales redujeron sus expectativas de crecimiento económico para el país en el 2015 de 2.7% a 2%, y para  la actividad industrial de 3.4% a 1.4%, cifras inerciales que no consideran ajustes en la política pública.

El presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), Manuel Herrera Vega, aseguró que la devaluación de la moneda china, el yuan, es de las principales preocupaciones que tienen porque se abaratan las exportaciones asiáticas y aumenta la competencia para el 70% de los productos que exporta México.

"El riesgo que vemos evidente es que se abaratan las exportaciones de China a Estados Unidos y eso puede impactar o desplazar los productos mexicanos a Estados Unidos", comentó en conferencia de prensa.

Advirtió que los ajustes al escenario económico tienen que ver también con el efecto de la depreciación de la moneda, una situación que elevó ya los costos de producción en este año entre 2.8 %y 10.4% sobre todo en  industrias como la minera; fabricación de equipo de cómputo, comunicación, medición y de otros equipos; textiles y confecciones; aparatos eléctricos, equipo de generación eléctrica; bebidas y tabaco; productos metálicos entre otros.

A ello se le suman otras situaciones como la cautela del consumidor mexicano, el ajuste al presupuesto gubernamental; la incertidumbre y volatilidad de los mercados financieros; la persistencia de focos de tensión a escala mundial.

El escenario inercial de crecimiento no contempla medidas del gobierno que pudieran implementarse como adelantar las compras de gobierno programadas para el último trimestre del 2015; evitar subejercicios, definir y difundir la agenda de obras de infraestructura; evitar recortes al gasto de inversión física; dar prioridad a proveedores nacionales, entre otras más con las que se lograrían mayor actividad.

Si se tomaran en cuenta esas medidas el PIB podría crecer 2.4% en este año y la actividad industrial en lugar de tener un pronóstico de 1.4% se llegaría al 1.8%.

"El escenario es complicado, vamos a crecer a un ritmo más lento" y ante los resultados reportados por la industria mexicana en el primer semestre del año y las perspectivas para lo que resta del 2015, llevan a los industriales a "insistir en la urgencia de articular una estrategia para la reanimación ordenada y sostenida de la actividad industrial", expuso.

tcm

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS