Industria acerera estima pérdida de 40 mil empleos

La situación pega a las regiones que basan su economía en esa actividad
Si en los próximos 20 días no hay una respuesta positiva por parte de la Secretaría de Economía (SE) a la crisis del acero, se perderán un total de 40 mil empleos, aseguraron empresas. Foto Archivo/EL UNIVERSAL
02/07/2015
01:37
Sara Cantera
-A +A

[email protected]

Las empresas acereras indicaron que si en los próximos 20 días no hay una respuesta positiva por parte de la Secretaría de Economía (SE) a la crisis del acero, se perderán un total de 40 mil empleos, sólo en Coahuila.

En las últimas semanas, Altos Hornos de México despidió a dos mil 500 empleados, la compañia DeAcero también despidió a dos mil 500 personas y tiene detenida una planta al 100% en Ramos Arizpe, Coahuila.

Adicionalmente, la empresa Arcelor-Mittal México, que opera dos plantas siderúrgicas en Lázaro Cárdenas, Michoacán, anunció oficialmente al gobierno federal, a través de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, que despedirá a dos mil 800 trabajadores, y aplicará un plan de reajuste de su producción que tendrá un impacto en 10 mil empleos indirectos.

Con ello, la industria acerera, considerada como base de la economía en Lázaro Cárdenas y la región, estará generando un impacto económico y social negativo, al suspender parcialmente sus operaciones.

“Los acereros de México no pedimos proteccionismo, sino defender la competencia de libre mercado que manejamos”, declaró Antonio Domínguez Lara, director de proyectos especiales de la empresa DeAcero.

En mayo, esta última efectuó un paro técnico, tras el cual reanudó sus operaciones en espera de acciones gubernamentales para controlar las importaciones desleales de planchón a un precio por debajo del mercado.

“Las autoridades del gobierno federal deben encontrar el contrapeso entre el proteccionismo a ultranza de los años 70 y el aperturismo comercial de los años 90, lo que se requiere es refundar la política industrial de este país”, apuntó DeAcero.

Cabe señalar que los fabricantes de acero consideran que existe el recurso para aplicar un arancel temporal de 35% a las importaciones de acero provenientes de China, mientras se hacen investigaciones, ya que esta medida está permitida por las reglas internacionales de comercio.

De acuerdo con la Asociación Latinoamericana del Acero, de enero a mayo 2015, las exportaciones de acero laminado hacia Latinoamérica se incrementaron 12%, respecto al mismo periodo del año anterior, con el envío de 3.8 millones de toneladas.

En total, China exportó 39.5 millones de toneladas de acero laminado a todo el mundo en ese mismo periodo.

Latinoamérica representó 9.5% de esas exportaciones y quedó en segundo lugar después de Corea del Sur con 13.3% de las exportaciones de China y un total de 5.2 millones de toneladas, en tercer lugar quedó Vietnam con 3.5 millones de toneladas y 8.9% de participación en las exportaciones chinas de acero.

Los principales productos de acero laminado que China exporta a la región de Latinoamérica, incluyendo México, son hojas y bobinas de otros aceros aleados, cincadas en caliente y bobinas en frío, mientras que de aceros largos, exporta barras y alambrón, principalmente.

Los acereros instalados en México destacaron que han invertido más de 15 mil millones de dólares en México, para mejorar la proveeduría y competitividad de sus empresas, pero aseguraron que no pueden competir contra el acero chino que se interna al país con un precio subsidiado.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS