Gobierno analiza poner a la venta aeropuertos: SCT

Iniciativa privada, interesada en las terminales de ASA, dice Ruiz Esparza
Ruiz Esparza indicó que aún no se define completamente qué terminales se van a ofrecer, pero considera adecuada la participación de capital privado. Foto Archivo/EL UNIVERSAL
11/06/2015
00:41
Noé Cruz Serrano
-A +A

El gobierno federal prevé poner a la venta algunos aeropuertos que actualmente forman parte de la Red ASA, indicó el secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza.

Entrevistado durante su participación en el acto conmemorativo del 50 Aniversario de Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA), el funcionario dijo que es prematuro definir qué terminales aéreas serán desincorporadas, pero que se trabaja en ello, pues hay interés de la iniciativa privada, añadió que fueron ellos quienes pidieron que se analizara el tema.

El titular de la SCT explicó que se está evaluando de qué manera algunos aeropuertos que ya han crecido en sus pasajes, pueden tener participación de capital privado.

“Creo debe de ser un modelo como el actual, pero renovado, y estamos viendo cuál es la mejor opción, no se ha tomado ninguna determinación, pero sí se está analizando”, dijo.

Indicó que si se llegase a tomar iuna determinación, sería a partir de la segunda mitad de este año y antes del último trimestre.

Reiteró que es prematuro hablar sobre los recursos que se generarían por la venta de las terminales, pero seguramente quien se quede con los aeropuertos tendrá que pagar una contraprestación, y esa normalmente es una cuestión pública y entrará a la Federación.

Añadió que la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México se maneja de forma independiente y el proceso cuenta con recursos propios.

Gerardo Ruiz Esparza resaltó que actualmente, ASA opera 18 aeropuertos y 5 más en sociedad con gobiernos de varios estados.

Licitación

El titular del SCT anunció que en días próximos se dará a conocer los paquetes de licitación para las obras del NAICM. Los cuales incluyen una serie de medidas para blindar y hacer transparente el proceso y legalidad a la obra.

“La idea es que salgan (los paquetes) a finales de junio, fue un poco la estimación que hicimos, finales de junio o principios de julio, por lo que tomamos en cuenta las mejores prácticas internacionales, es decir, cómo se han ofertado paquetes en otros aeropuertos exitosos”, añadió.

Se busca que los paquetes sean por especialidad, de manera que participen empresas especializadas en cada uno de los temas y evitar que, por ejemplo, una empresa especialista en pistas trabaje en temas de carga.

Lo que se puede asegurar, destacó, es que van a ser bastantes paquetes, por lo que se está tratando de consolidarlos para que sea un número razonable y quizás se anunciará únicamente el número de paquetes más importantes.

Actualmente ya están licitadas las calles de acceso y algunos trabajos de preparación del terreno, pero se pretende hacer un anuncio que le permita a las empresas mexicanas prepararse con oportunidad a efecto de poder participar con prontitud, ya en fechas próximas, subrayó.

Todo esto significa que el nuevo aeropuerto va en tiempo y forma, aseguró Ruiz Esparza, y el esquema financiero permite seguir viendo con optimismo el proyecto, porque genera los recursos propios para su construcción, para su pago en los plazos establecidos e incluso para resarcir recursos públicos que se hayan destinado al proyecto.

Sobre las auditorías a la empresa española OHL, Ruiz Esparza dejo en claro que “no son a la empresa”, sino al proceso que siguió la Secretaría y éstas serán realizadas por empresas independientes.

Es muy importante que, si existe alguna duda sobre algún tema, una auditoría sobre la que se tenga credibilidad, acredite que se hicieron bien las cosas o cómo se hicieron.

En relación con el pago de 20 millones de pesos a China Railway Construction Corporation (CRCC) por la cancelación del Tren de Alta Velocidad México-Querétaro, el funcionario comentó que el dinero está disponible en cualquier momento y sólo es cuestión de que “la empresa pase a cobrar”.

Mantente al día con el boletín de El Universal