Plantean un bloque energético regional

Canadá y EU buscan establecer colaboración en el tema de todo el hemisferio occidental
26/05/2015
03:00
Noé Cruz Serrano
-A +A

[email protected]  

Mérida.— Dos de los tres países de América del Norte, Estados Unidos y Canadá, propusieron la creación de un gran bloque energético que vaya más allá de la frontera con México.

Los ministros de energía de ambos países indicaron que las reformas que se observan en el continente, como la recién aprobada en México, abren grandes oportunidades para avanzar hacia la seguridad energética de todo el hemisferio occidental.

Durante la II Reunión Ministerial de la Alianza para Energías y Clima de las Américas que se celebra en esta ciudad, Ernest Moniz, secretario de Energía de Estados Unidos, comentó que la colaboración energética del hemisferio occidental es prioridad para su país y para la seguridad energética de toda la región.

“Estamos estableciendo los cimientos para la colaboración con todos los países y todos sus actores.

“Tenemos grandes oportunidades para mejorar la seguridad energética y Estados Unidos puede ayudar con información y tecnología para reducir costos, tanto en el sector petrolero como eléctrico”, dijo.

Sostuvo que el Departamento de Energía estadounidense seguirá promoviendo el desarrollo de nuevas tecnologías para el sector con la finalidad de reducir costos y que estas tecnologías puedan penetrar de forma más rápida en el mercado.

A su vez, el ministro de Recursos Naturales de Canadá, Greg Rickford, indicó que las reformas son necesarias, así como sus inversiones, pero “el potencial que tenemos para hacer que el hemisferio vaya en una nueva ruta es algo que no podemos pasar por alto ni posponer. Juntos podemos alcanzar la seguridad energética y también buenos resultados en términos de crecimiento económico.

“Hoy mismo, Canadá, Estados Unidos y México estamos trabajando para fortalecer la cooperación continental desarrollando las economías de gran integración, especialmente en energía; las abundantes reservas, compartir infraestructura crítica y valores comunes, sólo por mencionar algunos”.

Canadá, dijo, da la bienvenida a la reforma energética de México “porque creemos que va a generar mayor independencia y desarrollo energético no solo en Norte América, sino en todo el continente”.

Esto podría cambiar a todo el sector, especialmente porque la energía es fundamental para la seguridad y las economías.

Vemos oportunidad y Canadá puede ayudar a todo en el continente con tecnologías para desarrollar, por ejemplo, energías limpias. “Tan solo Canadá y Estados Unidos compartimos la red eléctrica más sofisticada del mundo”, destacó.

“Buscaremos extender la cooperación e integración con socios de todo el continente”.

Como ejemplo, se observan grandes oportunidades de aplicar tecnologías de crudo pesado compartiendo información y buscando cómo es posible mejorar la extracción y producción de este tipo de crudo.

Canadá sigue con el compromiso de elevar la cooperación e integración con todo el continente para alcanzar una mayor seguridad energética y económica en todas las fronteras que comparten las naciones de la zona.

Al hacer un diagnóstico de la actual situación del sector en la región de América Latina y el Caribe, Santiago Levy, vicepresidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), comentó que a pesar de décadas de constantes esfuerzos para alcanzar la seguridad energética de la región no solo de América del Norte, sino de Latinoamérica, “seguimos teniendo 26 millones de personas sin acceso a electricidad y 70 millones que no tienen acceso a combustibles modernos para preparar sus alimentos”.

El directivo comentó que el acceso a energías es uno de los temas que más preocupan a los gobiernos, sector privado y sociedad.

Otro de los temas son los subsidios, sobre todo a electricidad, porque no siempre funcionan con éxito y se concentran en estratos altos de la población.

No es sorprendente encontrar que los gobiernos destinen entre 2% y 4% de sus presupuestos públicos para subsidiar el consumo de electricidad, y en la mayor parte de los casos esos subsidios son altamente regresivos.

Por si fuera poco, las pérdidas en electricidad en la región son tres veces más altas del promedio de los países miembros de la OCDE.

Mantente al día con el boletín de El Universal

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS