Se encuentra usted aquí

El PRD frente al espejo

01/09/2017
02:15
-A +A

¿Qué garantías tienen los ciudadanos de que los partidos políticos les cumplirán cuando las alternancias recientes no lograron un cambio de régimen?, ¿tiene sentido ofrecer compromisos con los cuadros políticos de siempre?, ¿estamos listos para los gobiernos de coalición?, ¿cuál es el proyecto que México necesita?

Los partidos políticos de oposición y el PRD, tienen la oportunidad de contestar estos cuestionamientos en la medida que logren ponerse de acuerdo con la sociedad civil organizada, en la elaboración de propuestas viables a los grandes problemas nacionales. Diferentes líderes de opinión coinciden en que México necesita una opción diferente, con compromisos reales, que le sirvan al país, pero dudan sobre la altura de miras de los dirigentes políticos.

Ante la emergencia que vive México, tiene sentido la construcción de un Frente Amplio Democrático, donde cada integrante mantenga sus convicciones ideológicas, pero se reconozcan en las coincidencias y pongan por delante los intereses del país. Sólo reconociendo que estamos en una situación grave y que México necesita generosidad y compromiso, es que podrá construirse ese proyecto. Así como Vicente Guerrero e Iturbide entendieron que era momento de dejar sus luchas y velar por la gente, para dar paso a la Independencia. Así hoy debemos entender quienes amamos a nuestro país que es momento de cambiar el vetusto régimen político priísta que alienta la corrupción y la impunidad y hace daño al desarrollo de nuestra patria.

Al PRD lo han desaparecido en varias ocasiones, porque es un partido incómodo a diversos intereses; y es además el único partido que defiende causas que nadie más se atreve. Pocos entienden que la propia dinámica de organización del PRD le permite recomponerse y volver al escenario con iniciativas propias y de defensa de las familias mexicanas.

Los obstáculos que han impedido la alianza de las izquierdas provienen de la intransigencia, del voluntarismo por imponer un pensamiento único, propio del totalitarismo. Hay que tener claros los nuevos escenarios políticos: ningún partido solo podrá ganar en 2018; la gente exige que seamos capaces de ponernos de acuerdo en la diversidad interpartidista. Esto no cambiará en el corto plazo porque la pluralidad llegó para quedarse. El paso que sigue es traducir alianzas electorales en gobiernos de coalición que den estabilidad y eficacia al ejercicio de gobierno.

Es cierto que la circunstancia actual de Sol Azteca no es sencilla, pero tampoco es distinta a otras ocasiones; con la deserción de algunos personajes que buscan sus propios intereses antes que los del país. Con todas sus contradicciones internas, el PRD siempre ha contribuido a los grandes cambios y hoy no será la excepción, a sabiendas que seguirán viniendo embates desde un gobierno que no entiende lo que México le reclama y un régimen que se resiste a morir. De hecho ya empezaron a descalificar a quienes promueven el Frente y seguirán para tratar de doblegar la intención de construir diferente.

Este fin de semana se realizará el Consejo Nacional del PRD, ahí los perredistas tendremos la oportunidad de vernos frente al espejo y definir la ruta que debe seguir una izquierda comprometida con México. En la crisis siempre habrá riesgo y oportunidad, en la medida que el PRD se reconozca como la izquierda que necesita el país, encontrará el impulso para asumir los retos que vienen.

Secretaria general del PRD. @Beatriz_Mojica

Secretaria general del PRD.

Más sobre el autor

Comentarios

 

MÁS EN OPINIÓN