¿Cuáles son las razones por las que se pueden llevar mi auto al corralón?

A muchos les ha pasado, llegan al lugar donde dejaron su auto y ¡sorpresa! no está se lo ha llevado la grúa y algunas veces ni siquiera se dan cuanta que cometieron una infracción.
18/07/2017
14:18
Redacción
-A +A

El depósito vehicular, mejor conocido como “corralón” es la pesadilla de todos los automovilistas. Este lugar, al cual deseas que nunca tu coche vaya a parar, se ha convertido en el infierno de todos aquellos que han hecho alguna falta o han dejado de hacer alguna de sus obligaciones al transitar por la CDMX y el Estado de México.

Auto Chilango, una app para móviles destina a apoyar a los conductores en la CDMX y Estado de México, realizó un análisis con una muestra representativa de autos llevados al corralón de 2014 a la fecha, revelando que los autos que más entran al depósito vehicular son:  Aveo (3.59%), Chevy (3.17%), Versa (2.74%) Tsuru (2.32%) y Jetta (2.11%), en este contexto hay que considerar que estos modelos también son los de mayor presencia en el mercado.

En cuanto a los lugares donde más son levantados los autos para ser llevados a los corralones son los alrededores de Periférico y Distribuidor Vial San Antonio, Estadio Azteca, las zonas aledañas al Palacio de los Deportes, el Autódromo Hnos. Rodríguez . Por si esto fuera poco, dicha consulta arrojó que a las 12, 13 y 19 horas se registra el mayor número de remisiones al depósito vehicular.

Para evitar ese mini-infarto que te da cuando no encuentras tu auto, la app también señala en su análisis cuales son las razones más comunes para se llevan tu auto al depósito vehicular:

1.- Estacionarse en lugares donde no está permitido

Si tu auto ha sido llevado al corralón es seguramente por estacionarte donde no debías. Pero, ¿sabes dónde no puedes hacerlo? En pasos peatonales, pasos de ciclistas, carriles exclusivos de transporte público en el sentido de la vía o en contraflujo, en la red vial primaria, pegado a camellones o glorietas, donde exista señalamiento restrictivo.

Tampoco debes aparcar frente a bancos, entradas y salidas de vehículos de emergencia y gasolineras; frente a centros escolares y demás centros de concentración masiva; rampas peatonales, rampas de acceso a vehículos, en doble fila, cajones exclusivas para personas con discapacidad y cuando no se pague la infracción por haber sido inmovilizado.

2.- Falta de documentos

Es nuestra obligación tener Licencia de Manejo y Tarjeta de Circulación vigentes. De lo contrario, si nos detiene un policía de tránsito y al solicitarnos dicha documentación no contamos con la misma o se encuentra vencida, pueden solicitar el apoyo de una grúa para llevar nuestro coche al depósito vehicular.

¿Cómo evitarlo? Revisa periódicamente la vigencia de tus documentos. Si quieres facilitar esto, Auto Chilango tienen un apartado titulado Mi Auto el cual tiene información indispensable para la circulación de tu auto y motocicleta. Te facilitará mucho tus trámites.

3.- No seguir el Programa Hoy No Circula.

La Megalópolis está integrada por los estados de Morelos, Hidalgo, Puebla, Tlaxcala, Estado de México y la CDMX. En estas zonas se ha implementado el Programa Hoy No Circula. Si usas tu vehículo en un día que no debes hacerlo, tu coche puede ser llevado al corralón.

4.- No usar casco si usas motocicleta

Manejar una motocicleta sin usar casco, tanto para quien conduce, como para el pasajero, es un motivo para que remitan tu transporte al depósito vehicular. Sin embargo, al usar motocicleta, cuentas con otras restricciones para circular, además de las ya mencionadas,

5.- Ser un mal ciudadano

Los motivos anteriormente listados pueden ser producto de un descuido o de alguna distracción, sin embargo, hay razones contundentes por las que tu vehículo puede y debe ser remitido a un depósito vehícular. De acuerdo al Reglamento de Tránsito de la CDMX no debes participar en arrancones; tampoco debes colocar luces, dispositivos o cualquier objeto que confunda, desoriente o distraiga a peatones o conductores; no se permite dejar vehículos abandonados o chocados en la vía pública, por más de 15 días; y cuando repruebes la prueba del alcoholímetro, además de tu remisión al “torito”, tu coche también será llevado al corralón.

Como te podrás percatar, todas las razones por las que pueden remitir tu transporte al corralón, son conductas y/o trámites que puedes evitar o prever.

Si alguna vez has pasado por este mal rato, la tecnología está disponible para ayudarte, esta app cuenta con un apartado que te ayuda a consultar los datos directamente con el sistema de corralones de la SSP para mostrarte en tiempo sí tu vehículo fue remitido al corralón y en cuál se encuentra.
 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS