Se encuentra usted aquí

Los frescos 60 años del Fiat 500

Este auto excepcional fue un reflejo de sus tiempos. Y hoy es un ejemplo de cómo se puede relanzar el carisma.
15/07/2017
15:00
CARLOS CAVAZOS
-A +A
Italia ha dado al mundo avances que señalan el rumbo de la humanidad: desde la organización del primer imperio global en Roma, pasando por el piano, la radio, la batería eléctrica y los bancos.
500-1957-exterior-08.jpg
El fascismo fue una idea original italiana. También la intención de crear ‘un pequeño auto económico para el pueblo’ (ambos conceptos los amaron en Alemania). Ya lo adivinaste: fue el Fiat 500, cuya primer generación vio la luz en 1936. Gracias a su reducido peso (desde 550 kg) y a los modestos 13 caballos de potencia de su motor con medio litro de desplazamiento, era práctico y ágil para los intrincados caminos italianos.

El origen de la mística. Es precisamente el tamaño del motor lo que da nombre a esta primera instancia del auto del pueblo. Se produjeron más de medio millón de unidades, de 1936 a 1956.
fiat-500-clasico-frontal.jpg
Con la recuperación económica de los años 50 se abrió la puerta a la nueva versión del popular Topolino (ratoncito) que sería la más representativa del subcompacto citadino. Hace seis décadas, en el mes de julio de 1957, el 500 inició la etapa más vertiginosa en su camino al éxito. La segunda generación le dio un sello particular e inconfundible a la época de La Dolce Vita y la Vespa. En 18 años de producción, esta instancia del Topolino sumó 3 millones 893 mil 294 ejemplares.

Su manejo ágil, gracias a su motor ubicado en la paste posterior, además de un diseño amigable y elegante, lo hicieron un favorito tanto en Italia como muchos otros mercados. El  aspecto exterior y cualidades dinámicas, ambas características derivadas del diseño del talento del brillante ingeniero Dante Giacosa, resultaron ideales para las calles italianas, tortuosas y estrechas. Sus puertas con bisagra en el pilar A le daban una apertura contraria al sentido de avance, (se llaman ‘puertas suicidas’ y facilitan la salida del vehículo). 
earl01.jpg
En 1975, Fiat finaliza la producción del 500 para tratar de sustituirlo con el 126, modelo que convivió con la gama de su antecesor durante dos años pero que no fue capaz de alcanzar esa cota de éxito. Entramos de lleno a lo que se considera la época oscura del automóvil, los años 70 (cambios de regulaciones de seguridad y emisiones, crisis de precios del petróleo...). El cromo de la industria  se vio enturbiado por algunos lustros.

Tras el cambio de milenio, la nostalgia por tiempos menos amenazantes pareció hacer eco en los criterios de las armadoras. Están allí el resurgir de Mini Cooper de la mano de BMW en 2001 y el impulso al  retorno del Volkswagen Beetle de 1997, mientras que en Detroit, el Mustang abandonó la trayectoria de asemejarse cada vez más a una barra de jabón, retomando el músculo.
9cab215761fe2c25922c29e04534f1d8.jpg
Siguiendo este auge retro, y para celebrar el medio siglo del lanzamiento de la segunda generación, en 2007 Fiat revivió al 500, con un aspecto general y oferta tecnológica actualizados, pero con motor y tracción delanteros, bajo un concepto  apegado a su legendario antecesor de 1957. En la presente generación, el 500 se acerca a la cifra de los dos millones de unidades vendidas.

El actual éxito del 500 le ha permitido a FCA ampliar la oferta para incluir versiones 500L, 500X y hacer lugar por debajo en la gama, donde los Fiat Mobi y Uno ofrecen una puerta de entrada alcanzable con los valores originales de agilidad y economía. Las opciones de 500 ya están estratégicamente posicionadas para quienes desean una atmósfera que si bien no es la de un palazzo, sí de una afable y cuidada trattoria.
1200px-1970_fiat_500_l_-_2011_dc_1.jpg
Empotrado en el futuro, desde 2013, está disponible en ciertos mercados una versión 500e, cuyo nombre con sufijo adicional, da a entender la naturaleza de su tren motriz: eléctrico. 
En 2017, Fiat celebra el aniversario 60 con una edición especial el 500-60, convertible (cuando sepamos si alguno llegará a México, lo contaremos). Finalmente, y para recordar las encarnaciones de hoy,  la opción Abarth exprime esa herencia italiana del placer de correr y verse bien mientras lo hace. Pero el tema del escorpión da para otra nota, que ya contaremos en otra ocasión. 
761597500-picolo.jpg

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios