Tesla, la única que critica a Trump

Tras la salida de los Estados Unidos del acuerdo climático de París, Elon Musk marca su distancia con el presidente.
04/06/2017
19:00
-A +A

La muy polémica decisión del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, de retirar a su país del acuerdo climático de París, no hizo más que evidenciar la división que existe entre los fabricantes clásicos de automóviles y los de nueva generación. Todo, a partir del rechazo que exhibió el fundador de Tesla, Elon Musk.
Como ya se había anticipado, Musk anunció en su cuenta de Twitter su dimisión del consejo de directivos que asesora a Trump en temas económicos. Así deletrea su protesta por la decisión trumpiana de abandonar el acuerdo de París.

original.jpg
“Estoy dejando el consejo de asesores presidenciales. El cambio climático es real. Dejar París no es bueno ni para los Estados Unidos,  ni para el mundo", afirmó Musk. Esa decisión ya estaba, digamos, teledirigida. 
El pasado martes, Musk dijo en su misma cuenta de Twitter: “No sé en qué dirección irá París, pero he hecho todo lo que he podido para aconsejar directamente al presidente de los Estados Unidos (y a través de otros en Washington y vía consejos), que nos quedemos”.
Se le preguntó en ese entonces sobre el camino que tomaría en caso de que Trump se retirara del acuerdo. Musk avanzó que no le quedaría más opción que “salir de los consejos”.
En contraste, General Motors y Ford evitaron criticar la decisión de Trump. Por si fuera poco, la presidente de GM, Mary Barra, seguirá en el consejo asesor del presidente estadounidense. Podrán tener diferencias alrededor de tema de las inversiones foráneas, las importaciones o la localización de ciertas fábricas, pero en el tema medioambiental parece, por ahora, que coinciden, por decir lo menos. 

womenbarrajpg-037f54cf844707da.jpg
El gigante industrial señaló en un comunicado que “la participación de Mary Barra en el Foro de Estrategia y Política del Presidente proporciona a GM un asiento en una importante mesa para contribuir a un diálogo constructivo sobre temas clave”.
“El Foro sigue proporcionando una oportunidad para trabajar sobre políticas que apoyan a la economía”, añadió GM.
Pero resulta obvio que tal postura no es cómoda. Poco después, GM emitió otro comunicado en donde afirmó que la compañía sigue muy comprometida con el medio ambiente. Y ejemplificó su “activismo climático” con su oferta de autos cero emisiones. Recordemos que GM ha desarrollado autos eléctricos como el Bolt EV y el Volt EV, alternativas de movilidad.
El comunicado de Ford utilizó un tono similar: “Creemos que el cambio climático es real. Seguimos profundamente comprometidos a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en nuestros vehículos e instalaciones”. Y volvió a señalar sus inversiones en la producción de vehículos eléctricos e híbridos.
Queda claro que un reto descomunal como el cambio climático exige una definición de principios que removerá, tarde o temprano, los cimientos de la industria. 

Relacionadas

Mantente al día con el boletín de El Universal

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS