Kawasaki Z650: la ninja que se quitó la máscara

Bienvenida esta naked. Llega algo tarde a la fiesta, pero quiere divertirse…
18/06/2017
16:00
Motorette
-A +A

Asu nueva streetfighter mediana la marca japonesa la define como una ‘supernaked’.  Tiene una misión complicada: competir en un segmento cuyos rivales inmediatos juegan de local y con experiencia, por así decirlo. Son la Yamaha FZ-07 y la Suzuki SV650.

Mucho de lo que ves en la Kawasaki Z650 es nuevo, aunque también hay varias piezas que muestran una evolución paralela a la de los modelos Ninja, específicamente la Ninja 650. Las diferencias pueden parecer sutiles, pero hay que recordar que el aficionado a las naked es distinto al que compraría una moto con carenado. Sí, Kawasaki se tardó mucho en llegar a este peleado segmento, pero más vale tarde que nunca.

110816-2017-kawasaki-z650-hi_17er650h_44swt1sls00d_c-517x388.jpg

Animal peculiar. Algunos se atreverían a decir que la Kawasaki Z650 es una Ninja ligeramente modificada, pero un análisis más a fondo revela otra cosa. La ‘Z’ tiene un nuevo diseño en el bastidor que logra rebajar peso, al tiempo que mejora el manejo con respecto al anterior chasís de doble cuna. Además, el chasís Trellis de acero le da plenamente el look que necesita para competir en un nicho donde mostrar los ‘huesos’ es obligado.

He aquí una moto en serio atractiva, especialmente en la versión blanca con toques en verde brillante que aquí ves. Las líneas se remarcan con tanto carácter que casi diríamos que se aprecia musculosa.

999940810_17er650h_wt1_meter_cover_2048x1708.jpg

El tanque de gasolina, con una capacidad de 15 litros, lleva a los costados unas ligeras hendiduras que parecen diseñadas para alojar las piernas. La caída hacia el asiento del pasajero es bastante pronunciada. Detrás, en el colín, encontramos unas luces de freno con LED en forma de Z que, con toda franqueza, amamos.

El panel propone una mezcla de instrumentos análogos y digitales, con un puntero de LED en el tacómetro y una pantalla para el velocímetro, termómetro, indicador de marcha y otras señales en un arreglo muy amigable para el usuario.

kawasaki-ninja-650-2017-masmoto_31-1024x780.jpg
Por su parte, la disposición del manubrio es un poco alta y hacia atrás. Se acerca al cuerpo del piloto y logra una posición de manejo muy cómoda para todo el que mida menos de 1.90 m.

El chasís Trellis es ideal para una naked; no solo por los logros estéticos que ya mencionamos, sino también porque en él el motor se convierte en un componente autoportante más de la estructura, eliminando buena parte del peso. El basculante elevado da cabida al escape y también es otro gancho para el lucimiento.

kawasaki-z650-2017-5.jpg

El sustento. La suspensión delantera se compone de una horquilla telescópica de 41 mm sin ningún tipo de ajuste, pero con un recorrido de 12.5 cm que absorbe bien las irregularidades del camino sin ser demasiado suave, para poder curvear con gusto y bastante vivacidad. Atrás, lleva un monoamortiguador con ajuste de precarga (mínimo, pero algo es algo).

El corazón de la Kawasaki Z650 es un dos cilindros en línea de 649cc, refrigerado por líquido, que también utiliza la nueva Kawasaki Ninja 650. Sus 68 hp de potencia y el torque de 48.5 lb-pie son más que suficientes para moverla con agilidad, sin resultar, digamos, intimidador.

kawasaki-z900-2017.jpg

La transmisión es de seis cambios, por cadena, con un embrague anti-rebote. En conjunto, forman un tren motriz que debe calificarse como sólido y predecible. Es más: se perfila como una magnífica opción para los conductores con poca experiencia, aunque también podrán disfrutarla los más veteranos.

A pesar de que la Kawasaki Z650 no es una moto pesada (185 kg para el modelo ABS), lleva dos enormes discos de freno de 300 mm enfrente con cálipers de dos pistones y uno de 220 mm, con una pinza de un pistón atrás. El ABS hace un buen trabajo sin ser intrusivo y resulta muy útil para mantener a raya la tremenda potencia de frenado de los discos (ayudado por el hecho de llevar cálipers de solo dos pistones y no de cuatro).

Lo que las competidoras tienen de caché y experiencia, esta Z650 lo presume de sex appeal. Además, pone sobre el asfalto las cualidades dinámicas para estar a la altura.
 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios