Audi pone en la pista a tres nuevos atletas

El nuevo motor de cinco cilindros para el TT RS y el RS 3 acapara la atención.
16/06/2017
19:00
PABLO GARCÍA
-A +A

Es imposible que algún ejecutivo de Audi se anime a confesar alguna predilección personal entre los tres modelos de su gama deportiva presentados el martes pasado en la Ciudad de México. Pero algún indicio puede haber si atendemos a las palabras que Stephan Winkelmann, CEO de Audi Sport (y ex de Lamborghini), le ha dedicado al nuevo TT RS, el coupé compacto y ligero que fundó un hito del diseño hace más de 20 años: “El corazón de esta segunda generación es un nuevo motor de cinco cilindros fabricado en aluminio. Con 400 hp, gana 60 hp frente al modelo anterior. Las luces traseras Matrix OLED (Organic Light Emitting Diodes) posicionan al deportivo como líder también en tecnología”. (Nota: ese motor también lo tiene el RS 3 Sedán). 
17at_audi_1.jpg
Y es que el tema del Audi TT, y más en esta versión de altas prestaciones, es el atrevimiento técnico. Es posible que en nuestro país termine siendo el más popular de la gama deportiva, con todo y un precio de 150 mil pesos arriba del RS 3 Sedán, por ejemplo. Vamos por partes, entonces. Estas son las principales características de los tres nuevos modelos Audi Sport. 
mao_170609_5093.jpg

Con cifras de campeón. El conjunto es impresionante: la evolución del motor al 2.5 TFSI, cinco cilindros (que ha sido alabado año tras año por periodistas especializados en Europa); la tecnología quattro encargada de traducir esos 400 caballos al asfalto, para un peso en vacío de solo 1,515 kg. El TT RS tiene prestaciones muy cercanas a las de un superdeportivo, con una acelaración 0 a 100 kph de 3.7 segundos, según Audi. 
En esta generación los retoques de diseño se pueden resumir así: gigantescas entradas de aire; parrilla Singleframe con un nuevo diseño de panal de abeja y el logo con la inscripción quattro y alerón trasero fijo. En los laterales, faldones de gesto aerodinámico enfatizan (como si hiciera falta), su deportividad.
mao_170609_5162.jpg
El atleta compacto. El RS 3 Sedán es el primer compacto de la marca con carrocería de tres volúmenes que luce el logo RS. O sea, la practicidad cae de su lado. También la selección de diferentes estilos de conducción: un embrague de accionamiento electrohidráulico distribuye el par motor de forma variable entre los ejes delantero y trasero. Cuanto más deportiva sea la conducción, mayor porcentaje de par pasará al eje trasero (y con mayor rapidez). Y encima de todo eso, la gestión del sistema quattro está integrada de serie en el sistema de conducción dinámica, como ocurre también con la dirección, la caja S tronic, la gestión del motor y las mariposas regulables del escape y la suspensión con control de amortiguación. Sí, todo eso puede ser regulado.
mao_170609_5202.jpg
El cielo es el límite. El R8 es el ‘no va más’ de Audi Sport. La cima, con su motor V10 atmosférico. Se presentó la segunda generación de la versión convertible (Spyder). En 2018 es 14 mm más corto que el modelo anterior, pero ha crecido 36 mm en anchura. Esto produce un efecto solamente estético, pues la distancia entre ejes se mantiene igual. La conducción a cielo abierto, con este poder bajo el cofre, debe producir sueños intensos noche tras noche. 
mao_170609_5260.jpg

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS