Río Sedán 2018, el coreano más mexicano

Las altas miras de Kia lucen obvias al ponderar el equipamiento y las capacidades del Rio sedán 2018.
21/05/2017
16:00
Christian Pérez Vega
-A +A

Al Rio hatchback lo conocimos varios meses atrás, con su diseño rejuvenecido y puesta al día tecnológicamente. No nos sorprendió que con ‘una mano en la cintura’, superara al Sportage como el modelo más vendido de la marca surcoreana en nuestro país. Ahora, Kia lanza la versión con carrocería de tres volúmenes de su carismático subcompacto que llega dispuesto a bajarle los humos al Versa y Vento, los más vendidos del segmento.

kia-rio-sedan-2018-2_0.jpg
Una pronta aclaración: hace poco, la Latin NCAP (el programa de evaluación de autos nuevos que en la práctica marca el estándar de seguridad regional) calificó al Rio con unas decepcionantes ‘cero estrellas’. Sin embargo, probaron el modelo coreano, que tiene solo una bolsa de aire, no el fabricado en la planta de Pesquería, Nuevo León, que se espera exportar a 65 países y cuya valoración habrá que esperar.

descarga.jpg
En todo caso, para remover las aguas de su segmento, el sedán propone un par de convincentes argumentos: gran equipamiento y seguridad, además de una integración 100% armónica de la cajuela, en términos de diseño. También pone de frente la eficiencia de su cumplidor motor de 1.6 litros MPI con 121 hp y 111 lb-pie de torque, acoplado a una caja automática o manual de seis cambios. Ojo: el Rio es el único que ofrece las seis rotaciones en el segmento. “¿Eso qué tiene de especial?”, muchos dirán. Pues que esa marcha ‘extra’ ayuda a reducir aún más los consumos de combustible. En nuestro primer contacto, este sedán nos reportó alrededor de 12 km/l, aunque la marca dice que alcanza los 18.84 km/l en pruebas de laboratorio.

kia_rio_hb_2018_21.jpg

Ahora bien, con la perspectiva del frío piso de ventas, al Rio se le complicará mucho apartar de la cima a alguno de los superventas de su cancha. Por partes: este sedán es, en nuestra opinión, mejor que el Versa y el Vento, pues en motor los supera por 15 caballos y ‘nada más’ ofrece seis bolsas de aire de serie, mientras que el  japonés y el alemán solo tienen dos. Eso sin contar con que el Rio ofrece señal de frenado de emergencia, control de descenso en pendientes, frenos de disco en las cuatro ruedas con  ABS y control electrónico de estabilidad y un diseño exterior más fresco (asunto del todo subjetivo, claro). 

tape_comfortprac-3_1920x1080.jpg
Su problema para ascender al primer lugar es el precio, tal cual. Sus competidores más exitosos inician en los 179 mil 500 pesos, como el Versa o en los 199 mil 990, como el Vento, mientras que el Rio parte de los 231 mil 400 pesos. Eso no quiere decir que tenga un precio inflado, sino todo lo contrario: el nivel de equipamiento, calidad de los materiales y el mismo diseño, justifican perfectamente el costo del Rio sedán. (Incluso se dice, en los pasillos de la industria, que la relación precio-beneficio que manejan los surcoreanos es justamente el arma que más daña a su competencia; pregúntenle, por ejemplo, a Ford, que ya fue superado por Kia en ventas en nuestro mercado durante el mes de abril.)
Otra cosa que nos gusta del auto es su comportamiento en carretera. La rigidez de las suspensiones nos parece que fue ligeramente mejorada con respecto a la versión coreana que manejamos el año pasado. Además, la calidad de marcha y sensación de manejo mejoran mucho con la utilización de más acero de ultra alta resistencia en la carrocería. Es notorio cómo las vibraciones se reducen. Es muy posible que la aerodinámica trabaje mejor en este modelo.

450_1000_1.jpg
El desempeño del auto es óptimo. No destaca por la viveza de sus ritmos en carretera o por la alegría con la que sube de revoluciones, pero se mantiene a la altura de las exigencias.

Sin duda, el equipamiento y diseño interior también ayudan a promover la buena percepción del Rio sedán. Cuenta con conectividad Android Auto y Apple CarPlay desde la versión EX, con una funcional pantalla táctil a color de siete pulgadas, cuyo brillo y nitidez son muy destacables. Este sistema de ‘infoentretenimiento’ se complementa con los controles de audio al volante, que integra el  control crucero.

kia-rio-sedan-2018-23.jpg
Más detalles de practicidad: llave inteligente y encendido de botón, así como vidrios eléctricos y asientos con ajuste de altura. Desde la versión de entrada tiene aire acondicionado... Lo que resulta evidente de todo esto: el Rio sedán es uno de los autos más equipados en el segmento.
El empuje de este subcompacto se notará mucho en las cifras de venta de Kia, de eso no hay duda.  Y México es su segunda cuna, lo cual no deja de ser una buena noticia industrial. Eso tal vez no le alcance para bajar al Versa o al Vento, pero sí para llamar la atención del público que busca hacer una compra inteligente.

INFORMACIÓN RELACIONADA

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS