Se encuentra usted aquí

XSR700 Yard Built

Un diseño tracker urbano con estilo y una imagen custom estilizada. Así se define la reciente creación de AdHoc Café Racers
19/03/2017
10:00
Motorette
-A +A

Hace ya tiempo desde que el proyecto Yard Built de Yamaha hizo una estancia en España para dar forma a una preparación especial, de la mano de Ad Hoc Café Racers. Sin embargo, la calidad de su trabajo conjunto todavía reverbera a través de su sólida y agresiva interpretación de la XSR700. Lo que crearon fue un modelo urbano de inspiración tracker y preparado para los retos más duros.

David González, de Ad Hoc Café Racers, no es ningún novato en la transformación de modelos Yamaha. Este fabricante, afincado en Barcelona, se ha ganado prestigio internacional por su trabajo sobre la XJ650 y XJ750, que desmontó hasta el último tornillo para crear un diseño clásico salpicado con la cantidad exacta de pintura en polvo y piezas exclusivas. En la XSR700 Yard Built “Otokomae”, David ha diseñado una imagen custom estilizada, salpicada con unos colores contundentes que la hacen destacar del resto.
“Me encanta el estilo radical que ha ideado 
David”, comenta el coordinador de marketing de Yamaha Motor Europe, Cristian Barelli. “El diseño street tracker le va genial a la XSR700 y el diseño de colores es completamente exclusivo. También respetó la norma básica de no recortar o soldar el chasis original, lo que demuestra que la XSR se puede transformar sin realizar cambios significativos en su anatomía. Los detalles personalizados tienen una impecable factura y no perjudican su capacidad de conducción”.
David comenzó por la parte delantera, donde instaló diferentes piezas Yamaha provenientes 
de otros modelos. Por ejemplo, de la MT-09 se ha usado la tijera y el manillar, de la YZF-R6 la horquilla, los frenos de disco y la bomba de freno; y de la YZF-R6 el sistema de clutch. Finalmente, de la MT-01 se ha aprovechado el faro delantero y su soporte completo.
Los rines Borrani con llantas Michelin se 
encargan de adherir la moto al suelo, y el depósito original se ha aderezado con una cubierta personalizada de cuatro módulos.  El radiador se pintó en color negro para que combine con el bloque del motor y el filtro de aire se ha cambiado por uno deportivo que también libera algo de espacio en la sección central de la moto.
El escape de serie de la XSR700 se ha eliminado y se ha optado por un conjunto más grave de línea completa, a cargo de SC Project. El subchasis trasero se ha sustituido por uno atornillado que permite acceder a las herramientas y a la batería. La altura de conducción se ha elevado 15 mm con una suspensión Gears Racing, y se ha recurrido también a un asiento personalizado de cuero de alta calidad. En la parte delantera, la estilizada horquilla integra los intermitentes y, finalmente, la moto tiene una decoración retro en azul y amarillo en los tradicionales tonos Yamaha Racing 
para al conjunto. El resultado arroja un diseño moderno, ligero e inconfundible.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS