Se encuentra usted aquí

Emisario de la calidad mexicana

Kia Rio 2018, muestra que lo hecho en México es de alta calidad
06/02/2017
18:00
Christian Pérez Vega
-A +A

¿Recuerdan cómo KIA fijó su posición ante Trump con un tweet antes de que éste los amenazara con aplicarles el impuesto del 35%? Bueno, pues ese compromiso con nuestro país del que hablaba la compañía surcoreana en esos 140 caracteres, se reforzó con el inicio de producción (en Pesquería, Nuevo León) y la presentación en México de la cuarta generación del Rio, el modelo más vendido de la automotriz a nivel mundial.

Este renovado muchacho —que en estos tiempos de hostilidad económica, seguro salió de la línea de producción con sombrero charro y espolones soldados en la carrocería— luce más atractivo que nunca gracias a Peter Schreyer y sus equipos de diseño en Alemania, Estados Unidos y Corea, quienes trabajaron para mantener al modelo en el gusto de los jóvenes. Para lograrlo, México también es parte fundamental pues 150 mil Rios, emisarios de la calidad de mano de obra mexicana, saldrán anualmente de la planta de Pesquería para conquistar a los conductores de 60 países alrededor del mundo.

Y es precisamente, aquí, en la Planta de KIA en Pesquería, donde tuvimos el primer contacto con este mexicano de sangre coreana, el cual conducimos —literalmente —después de haber pasado por las más de 14 mil manos mexicanas que le dan vida (tanto a este modelo como al Forte) dentro de las 500 hectáreas del complejo de la armadora en Nuevo León.

Gran contendiente.El Rio 2018 tiene cualidades para subirse al ring y aplicar una llave de rendición al Mazda 2, Seat Ibiza, Volkswagen Polo y Ford Fiesta, entre otros.

Las novedades de este subcompacto no solo están en un diseño exterior e interior con estilo más juvenil y deportivo, sino también en la evolución estructural, de equipamiento y de propulsión.

En cuanto al diseño exterior, tiene trazos más agresivos en el cofre, una parrilla cerrada en forma de nariz de tigre con acabado negro piano y contorno cromado, unos rediseñados faros de halógeno de bulbo adornados con luces de conducción diurnas y unas fascias que, junto con el pequeño alerón posterior y los rines de aluminio de 17 pulgadas, le dan un toque atlético y urbano.

En lo que se refiere a sus interiores, a pesar de la abundancia de materiales duros en su construcción, luce de buena calidad. Esto se conjuga con un equipamiento completo (para las versiones altas) compuesto por asientos en piel, una pantalla en el tablero de siete pulgadas multifunción con conectividad Android Auto y Carplay, cámara y sensores de reversa, controles de audio y de velocidad crucero al volante, encendido por botón, llave inteligente y quemacocos, entre otros elementos que lo ligan a lo que busca un Millennial en un auto.

Algo que siempre se le aplaude a KIA es el tema de seguridad en sus vehículos y este Rio 2018 no es el negrito en el arroz. Para esta generación, incluye seis bolsas de aire y una estructura de acero reforzado 30% más resistente que la versión de salida. Claro, no podemos olvidarnos de los sistemas como el Asistente de arranque en pendientes, señal de frenado de emergencia, control electrónico de estabilidad y frenos de disco en las cuatro ruedas con ABS.

Manejo. Este modelo, que estará disponible a partir del 9 de febrero, tiene unas cifras en su ficha técnica que, de inicio, no sorprenden. Pierde 16 hp y 12 lb-pie en comparación con el modelo anterior, lo que podría parecer algo malo. Sin embargo, hay que señalar que el motor 1.6 ahora es fabricado en aluminio fundido de alta presión, lo que reduce el peso y aumenta la eficiencia de combustible. Es decir, en términos de empuje casi no se siente la diferencia con el modelo anterior, pero en consumo sí hay una ligera mejora. Recorrimos casi 500 km con tres cuartos de tanque.

Algo importante a destacar es que ahora dispone de una caja automática de seis velocidades. Recordamos que el modelo de salida solo estaba disponible con una transmisión a manual. Esto abre aún más su potencial de ventas.

En cuanto a entrega de potencia, es importante entender que no es un deportivo pero tiene la capacidad de responder a las necesidades de ritmos en carretera y, por supuesto, a las exigencias de la ciudad, donde mejor se desempeña. Cabe señalar que el aumento en la rigidez de su estructura y unas suspensiones mejor trabajadas aumentan su estabilidad en curvas, al igual que el confort en la urbe y la autopista.

Con este Rio 2018, además de la integración de nuevos productos y la evolución de su oferta, es casi seguro que KIA volverá a tener buenos resultados en el mercado mexicano.

 

FICHA TÉCNICA

MOTOR 1.6 litros/4 cilindros

POTENCIA 121 hp a 6,300 rpm

TORQUE 111 lb-pie a 4,850 rpm

TRANSMISIÓN Aut. y Man. de 6 velocidades

PRECIO De 203,900 pesos hasta 293,900 pesos

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS