Se encuentra usted aquí

Cómo elegir llantas para tu auto

El neumático correcto puede prevenir accidentes y mejorar el confort en el manejo.
24/02/2017
14:14
-A +A

Los neumáticos son una de las partes más importantes de nuestro auto, tienen una participación vital en la seguridad durante la conducción. Es por ello que, al reemplazarlas, debes poner atención en las características del nuevo producto, que éste cumpla con los requerimientos que el fabricante señala. Esas cualidades las encuentras en los costados de los neumáticos, son una serie de números y letras que señalan datos importantes de la llanta como medida, capacidades, fecha de fabricación y uso, entre otros.

CAMBIO DE NEUMÁTICOS

La duración de las llantas no es predecible. Existen muchos factores que afectan la vida útil como la temperatura, el mantenimiento, el uso, la carga, la velocidad, la presión, el estilo de conducción, entre otros. Como medida de precaución, es aconsejable no usar llantas con más de 10 años de antigüedad a partir de la fecha de fabricación. Obviamente que en caso de una ponchadura en la cara del neumático o que exista una protuberancia en cualquier zona, lo ideal es reemplazarlo.

LÍMITE DE DESGASTE

Lo ideal es que la profundidad del dibujo tenga al menos 1.5 mm, hay que recordar que mientras más desgaste es menor la tracción y aumenta la distancia de frenado. El área de contacto de la llanta con el piso corresponde a una superficie equivalente a la de una tarjeta postal, es por ello que tienes que estar pendiente del estado de los neumáticos.

ALARGA LA VIDA ÚTIL

Aunque un bache, una piedra o un clavo son inevitables en el camino, hay situaciones que se pueden prevenir para alargar la vida de las llantas, tales como evitar la baja o excesiva presión de aire, no conducir a velocidad alta y jamás sobrecargar el vehículo.

ALINEACIÓN Y BALANCEO

En caso de no hacerlo, aumenta el desgaste de los neumáticos. De igual manera, es posible que las partes de la dirección se vean afectadas. En muchas ocasiones, las ruedas se desalinean —el volante no mantiene la dirección— cuando se golpea contra una banqueta o se cae en un bache. Por su parte, el balanceo evita vibraciones que pueden ser percibidas a diferentes velocidades en el volante o tablero.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS