Ducati Scrambler X se lanza al desafío Alaska

Matías Hardy, recorre 30 mil km desde la Ciudad de México hasta la región de Anchorage
07/08/2015
13:57
-A +A

Matías Hardy, piloto profesional, apasionado de la conducción de la motocicleta y un activo ambientalista que promueve el uso racional del agua, escribe una nueva historia de vida al llevar a la moto Ducati  Scrambler  X a los límites del Continente Americano en una travesía de 30 mil kilómetros desde la ciudad de México hasta la región de Anchorage en Alaska.

Por primera vez, Ducati  Scrambler  X será sometida a una prueba de durabilidad y aguante por los ambientes más extremos durante 90 días en la región de Norteamérica. La reputación de la marca italiana estará en las manos de Hardy, un trotamundos argentino, avecinado en México desde hace cuatro años.

¿Cómo surgió la idea de esta aventura?

Hace un año que Hardy trabaja para la compañía, y cuando menos se lo esperaba, el director comercial, Erwin Richter, se enteró de la Fundación Motodestino y le propuso llevar adelante las rodadas “El doble propósito de rodar” con apoyo oficial de Ducati México.

 “Platicamos la idea de llevar la Scrambler X a un desafío que ponga a prueba las fortalezas de esta  moto urbana enduro con diseño retro de los 50. Así nació Desafío Alaska”,  comenta el experto.

Ha realizado varios viajes transcontinentales, con travesías desde Buenos Aires en rutas estadounidenses, con más de 65 mil kilómetros en moto de otra marca.

Ahora Ducati, facilita la versión Scrambler X Urban Enduro de 800 centímetros cúbicos (cc) y 75 caballos de poder (hp), la pareja ideal para sortear obstáculos urbanos con agilidad y descubrir nuevos parajes en carreteras menos transitadas.

Para iniciar esta aventura, la compañía realizó pequeños cambios  que ajustan la moto al tipo de camino, como en la suspensión, para reforzar la dureza y el recorrido de los amortiguadores, pero también para absorber las imperfecciones del camino de terracería. También recurrió a llantas mixtas Pirelli para el viaje.

Todo lo demás es lo que viene de fábrica, el asiento marrón con un diseño específico, confort y ergonomía. Los protectores de horquilla, del motor y la rejilla del faro, cumplen muy bien su función para la que fueron creados de cubrir las partes más importantes, mientras el refuerzo del manillar confiere mayor rigidez.

Este modelo viene con aditamentos off road como guardabarros delantero elevado de plástico y llantas de radios.

La estrategia. Matías Hardy, nos explica la mecánica para el recorrido de 30 mil kilómetros que durará alrededor de dos meses y medio.

La ruta arrancó de  la Ciudad de México a Guanajuato, de ahí a Zacatecas y en Torreón le toca el primer servicio de mil kilómetros. La idea es recorrer entre 500 y 600 kilómetros diarios. El segundo servicio, a los 2 mil kilómetros, será en Phoenix, Arizona.

El piloto estimó que en la travesía gastará tres llantas traseras, dos delanteras y alrededor de 100 tanques de gasolina.

La alimentación y el hospedaje sólo están seguros en México, pero una vez que llegue al territorio de estadounidense, confía en la hermandad, solidaridad, amistad, y camaradería, de los motociclistas pero cuenta con su plan B, una casa de campaña y su sleeping bag por si tiene que dormir a la luz de las estrellas.   

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS