Se encuentra usted aquí

Después del viaje... a los pits

El buen mantenimiento de los autobuses garantiza la seguridad de los pasajeros
24/07/2015
15:00
-A +A

La seguridad de los pasajeros es un punto básico para el Grupo de Autobuses ADO que ingresa alrededor de 120 unidades diariamente a sus talleres para una revisión de rutina en los 20 talleres que la compañía tiene distribuidos en el territorio nacional, revela Gerardo Ramírez López, director de Mantenimiento.

Durante un recorrido en las instalaciones de la Ciudad de México, que es la base de 600 unidades, fuimos testigos “detrás de cámaras” de los servicios que reciben diario los camiones en las  áreas de mantenimiento.

El día a día. Cada que concluye un viaje, el conductor inicia otra ruta que principia en el área de entrega-recepción del taller donde informa las anomalías que observó en el recorrido; es entonces el turno del personal mecánico que hace una inspección de la unidad para canalizar  las reparaciones al mantenimiento que  corresponda.

Existen diferentes tipos de revisiones: la preventiva, que es donde se asegura la conservación y restauración de los equipos o componentes en el autobús; predictiva, aquí se realiza el análisis de piezas o componentes que se necesitan reemplazar considerando el kilometraje o problema que presente el camión, y correctiva, donde se realizan los servicios de reparación en equipos y/o componentes a consecuencia de un daño implícito.

Cuando cada área termina su respectiva revisión, el autobús pasa al servicio de suministro de combustible y lavado, listo para continuar con su nueva ruta asignada.

Detalles que hacen la diferencia. Hay variedad en el servicio que ofrece Grupo ADO, la diferencia está principalmente en el equipamiento de los autobuses. Los hay desde los más sencillos,  que no tienen baño, hasta los más equipados, hasta con asientos tipo cama y pantallas individuales.

El servicio de mayor demanda es el de primera clase,  con casi mil 500 unidades circulando.

Innovación y confort. El desarrollo continuo por parte de los fabricantes para mejorar sus flotillas está pensado en la comodidad y satisfacción del cliente final.

Gerardo Ramíerz nos explica que cuando las marcas de camiones lanzan al mercado un nuevo modelo, Grupo ADO recibe en primera instancia unidades para someterlas a rigurosas pruebas, incluso llega a participar con los productores para el desarrollo de nuevos motores o nuevas transmisiones que se adapten a la configuración que ellos requieren.

Agrega que no tienen un departamento especializado en tecnología, sin embargo, dentro del personal hay gente con mucha iniciativa para la innovación, “a veces los mismo empleados, en ocasiones, proponen ideas nuevas para alargar algunos componentes”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS