La pasión por la bici, impulsa un negocio de mensajería

Rodando & Dando, ofrece el servicio de envíos rápido, eficiente y sobre todo amigable con el medio ambiente
17/07/2015
19:43
-A +A

Rodando & Dando, ofrece el servicio de envíos rápido, eficiente y sobre todo amigable con el medio ambiente.

Cuántas veces no has olvidado las llaves de la oficina, un documento importante, la cartera, o hasta el celular y resulta que tienes una junta importante con un cliente y no te da tiempo de regresar a casa por él.

La solución para ese tipo de problemas ya está aquí: Rodando & Dando. Un servicio de mensajería y envíos en bicicleta, rápido, eficiente y amigable con el medio ambiente.

Rodrigo Vasconcelos, es el creador de este singular concepto empresarial con el que pretende innovar el servicio de mensajería o envíos en la Ciudad de México. “Podemos llevar desde un celular, una quesadilla gigante, documentos importantes y hasta un ramo de flores”.

Estudiante de administración en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y un auténtico apasionado de la bicicleta, desde hace más de cinco años decidió aprovechar el dominio que tiene sobre su caballo de acero para echar a rodar este autoempleo que a veces le exige recorrer hasta 120 kilómetros en una jornada de trabajo para cumplir con sus clientes.

Su autoempleo creció de manera importante y después de cinco años, Rodando & Dando está integrado por un equipo de 25 experimentados atletas de la bicicleta que a cualquier hora sortean los problemas del tránsito en la ciudad.

El equipo se distribuye de manera estratégica en  la metrópoli, para tener tiempo de puedan pasar por su encargo y en media hora puedan cumplir con su tarea.

El joven empresario, no más de 23 años, basa su negocio en tres criterios: entrega efectiva, sustentable y personalizada, todo esto con el fin de  optimizar el tiempo, el dinero y la movilidad de sus clientes. “No tienen que dejar de hacer lo que están haciendo, para dejarnos a nosotros esos pequeños contratiempos o tareas en manos de profesionales”, comenta el joven pedalista.

La red de mensajería de Rodando & Dando se extiende por zonas céntricas o de oficina como la Condesa, Del Valle, Anzures, Polanco, Roma, Insurgentes, Villa Coapa, Coyoacán, Centro, Satélite, etcétera.

“Nuestros colaboradores, todos sin excepción, tienen experiencia con la bicicleta, han recorrido con muchas millas, ese es nuestro fuerte, no son improvisados. Deben de contar con una fortaleza física de deportistas y aún más, si tienen que entregar pedidos en la zona de Santa Fe, empleamos el hombre ideal que tenga una fortaleza cardiovascular óptima para aguantar el esfuerzo que demandan las subidas”, explica.

En el caso de que haya un contratiempo, cuenta con colaboradores bien coordinados para asistir al compañero, y terminar la entrega en tiempo y en forma.

¿Cómo funciona la red de mensajería?

“Desde que se contrata el servicio, el mensajero recoge y marca el punto de entrega en el dispositivo móvil que traza una ruta directa marca el precio, no hay límite de distancia, pueden ser más de 25 km”.

La ventaja que ofrece es que el contratante sabe de inmediato el costo del servicio y el tiempo de entrega. De forma automática recibe un correo con la orden de entrega y el nombre del empleado que  va recoger su pedido. Es tan fácil que solo basta un click para que su pedido inicie su travesía.

“Los envíos siempre van seguros, además ofrecemos un seguro que ampara la carga por 500 pesos. Nuestros mensajeros pueden transportar cargas hasta de 35 kilogramos y 60 centímetros de largo, pero estamos por lanzar un envío de cargas de hasta 90 kilos con la incorporación de nuevas bicicletas hechas especialmente para cargas pesadas”, comenta Rodrigo Vasconcelos.

Rodando & Dando, es una empresa joven y con vocación, que gracias a la calidad de servicio y a la dedicación de su fundador, cuenta ya con 30 colaboradores.

“Tenemos clientes en despachos, empresas de ventas, farmacias, alimentos, belleza, etcétera, por lo general son jóvenes que entienden perfectamente la dinámica de este negocio y la importancia de entregar rápidamente un envío en una ciudad caótica como es la Ciudad de México”, concluye.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS