Se encuentra usted aquí

09/06/2015
04:00
-A +A

Cumple trabajo comunitario.

Contrario a lo que muchos creían, Lindsay Lohan sí terminó sus horas de trabajo comunitario, y no irá a prisión, si se dará a la fuga como se había especulado. La actriz presumió en sus redes sociales que terminó sus 125 horas de trabajo a las que le había sentenciado un juez por manejar a exceso de velocidad en 2012. “Agradezco mucho a los servicios comunitarios de Brooklyn, Duffield y el centro Ali Forney por acogerme y permitirme completar mis horas de servicios a la comunidad. ¡Gracias a Shawn y a todos los involucrados por tener fe en mí y por apoyarme en la realización del trabajo! Tengo muchas ganas de trabajar con el centro Ali Forney y BCS en el futuro. Gracias por la inspiración. Borrón y cuenta nueva. Comienzo nuevo. Dios os bendiga”, escribió Lindsay. Al parecer la actriz esta vez sí entendió lo que era trabajar en pro de la comunidad y no sólo justificó sus horas usando “convivencias con fans”.

Narradora de pleitos aéreos.

Demi Lovato se convirtió en narradora de una trifulca en un avión. Resulta que la cantante esperaba que la aeronave despegara, cuando se dio cuenta de un altercado entre unas pasajeras y personal del avión y comenzó a relatar lo que veía en sus redes sociales: “Vale... Estoy a bordo de un avión y no podemos despegar porque una chica y su madre se niegan a facturar su equipaje de mano. ¿Dónde están las palomitas? ¡Están gritando y todo! Esto es casi, casi tan bueno como la serieScandal”. Minutos después agregó: “¡Esto es demasiado bueno! El piloto acaba de llamarle la atención a la chica a través del intercomunicador. En vivo y en directo desde el vuelo...”. Pese al retraso, Demi parecía muy emocionada por lo que veía y no dejó de detallarlo hasta que el avión pudo despegar cuando las pasajeras cedieron: “Se han rendido. ¡Oh, no! Ahora los pasajeros se están quejando. ¡Puede que las echen del avión!”, dijo.

Vestuario improvisado.

Carly Rae Jepsen también vivió su propio drama en un aeropuerto, pero en su caso fue porque sus maletas se extraviaron cuando viajó a Londres para participar en el festival Capital Summertime Ball. En lugar de ponerse como loca, Carly respiró profundo y logró arreglárselas con la poca que sí encontró, además de que su equipo consiguió que algunas marcas le prestaran prendas acorde a la ocasión. “Todo esto que llevo es de la marca B-Square, han sido lo suficientemente amables como para darme estas cosas. Mi ropa está retenida en aduanas ahora mismo, así que lo que llevo puesto es una decisión de último minuto. ¡Solo Dios sabe dónde estarán mis maletas ahora!”, expresó la cantante, quien por cierto, está feliz de llegar a los 30 años a finales de este 2015: “¡Me muero de ganas! Todos mis amigos dicen que las mejores cosas de su vida les han sucedido a los 30. Tengo muchas ganas de ver que me sucederá”.

No correspondido.

Dicen que Joe Jonas quiere todo con Gigi Hadid, pero ella no. ¿Se avecina un corazón roto? Y es que allegados del cantante aseguran que mientras él quiere formalizar, ella todavía no está lista: “Joe quiere dar un paso más en la relación, ser una pareja formal. Pero ella dice que acaba de salir de una relación así que no está preparada. Él está enamorado de ella: le envía flores, destaca lo sexy que es y habla de ella todo el tiempo. Piensa que es preciosa y quiere que sea su novia. Pero ella solo quiere pasarlo bien y no comprometerse. Sus amigos creen que le va a partir el corazón”, expresó un informante. Se rumora que la razón de que Gigi no quiera algo serio es que aún está dolida con su ex: “Se están viendo, y van a cenar. Son muy cariñosos entre ellos. Pero ella lo hace por despecho. Estuvieron juntos hace algún tiempo también, pero Gigi cortó con Joe antes de empezar con Cody Simpson”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS